Quienes visitan cualquiera de los nueve recintos adscritos al Programa de Atención Primaria del municipio Anaco, deben armarse de paciencia y disponer de recursos para adquirir todo lo que necesitan al momento de ser atendidos, debido a la carencia de medicinas e insumosen estos centros desde hace un año.

Pacientes y familiares destacan que los nueve dispensarios en las periferias de la localidad carecen de yelcos, inyectadoras, sueros de rehidratación oral, soluciones fisiológicas, antibióticos, analgésicos, guantes o suturas, lo que limita hasta 90% los servicios ofrecidos en cada uno de estos ambulatorios.

“Médicos y enfermeras que laboran en dichos sitios se encuentran de manos atadas cuando reciben desde una emergencia hasta una simple fiebre, las cuales son remitidas hasta los hospitales de Anaco, Cantaura o Barcelona”, señaló Rafael David Alcántara, un obrero mordido por perros en su vivienda.

En el ambulatorio Eduardo Cabrera, Alcántara refirió que “tras el percance, mis parientes me llevaron hasta el módulo de Montaña Alta, el Puesto de Socorro y finalmente hasta acá, pero en ninguno de esos lugares me recibieron por falta de vacunas o materiales para curar mis heridas, por lo que iremos hasta el (nosocomio) Jesús Angulo Rivas en busca de atención”.

Carlos Pirela
[email protected]