Petróleos de Venezuela, a través de la Gerencia General de Refinación Oriente, informó que en la noche de este domingo  se produjo una falla eléctrica que afectó la Refinería Puerto la Cruz y se está corrigiendo para normalizar las operaciones.

A través de una nota de prensa, la estatal explicó que este hecho no ocasionó daños materiales ni humanos y que trabaja para levantar los circuitos en el complejo refinador oriental. Igualmente, señala que los inventarios de crudos y productos se mantienen en niveles normales. Las causas de esta suspensión eléctrica están siendo investigadas por un equipo técnico multidisciplinario.

“Cabe destacar que los inventarios no se vieron afectados por lo que se garantiza el servicio de combustible con total normalidad”, reza la misiva.

PDVSA hizo un llamado a la población a mantener la calma y no hacerse eco de informaciones tergiversadas.

Redacción web