Robinson Leonardo Rondón, de 23 años de edad, murió a las 4:47 de la tarde de ayer, tras padecer 48 horas de agonía en el área de emergencia del hospital Luis Razetti en Barcelona.

El joven había recibido un disparo en la cabeza el pasado domingo 20 de noviembre, cuando compartía en un matiné en el sector Colinas de Santo Domingo en la avenida Argimiro Gabaldón (antigua alterna).

En ese mismo acontecimiento resultaron heridas Valeria Tabare, de 24 años, con un disparo en la cabeza; Érika Arave (21) y una menor de 15 años de edad recibieron también disparos en las piernas.

Testigos del hecho relataron que, al parecer, los jóvenes se encontraban compartiendo entre amigos en el referido jolgorio, cuando sujetos aún por identificar dispararon contra la multitud que festejaba.

Presuntamente, los asesinos se habrían montado en la platabanda de una de las casas vecinas para poder cometer el hecho.

Familiares de la víctima no quisieron rendirle declaración alguna a los medios de comunicación.

Patricia Aponte
[email protected]