Publicidad!

Desde el pasado 10 de mayo, el vicepresidente de la República, Aristóbulo Istúriz, anunció que esa misma semana se fijaría nuevos precios en algunos productos de la cesta básica, con el propósito de establecer un valor acorde a los costos de producción, tras rectificar que “nadie va a producir para perder”.

Admitió que para generar una “sana economía” y estimular a los productores era necesario actualizar los costos de producción.

Aunque el 11 de mayo, el ministro y vicepresidente de Economía Productiva, Miguel Pérez Abad, aseguró que se establecería dentro del Sistema de Precios Justos, para combatir el “bachaqueo”, vencer la especulación y atacar el desvío de productos.

Indicó que, lo antes posible, se ajustaría los precios de las medicinas y algunos alimentos. Sin embargo, no fue sino hasta este sábado 21 de mayo cuando se publicó la primera lista de ajuste en productos de higiene personal.

Ayer, se hizo lo propio con algunos alimentos, lo que ha generado algunas reacciones dentro de los sectores afectados.

Aspiran más

Representantes del gremio de trabajadores y de la economía expusieron abiertamente sus posiciones ante la adecuación de precios en las que expresaron que aspiran más del Ejecutivo regional si realmente quieren reflotar el sistema económico y social del país.

Los consultados coinciden en que para combatir la especulación, el desabastecimiento y estimular a producción nacional, se requiere no adecuar, sino armonizar los precios entre el mercado contrato y el especulativo.

Desde el punto de vista de un economista, más que mayor contribución, se requiere liberación de precios para disminuir el contrabando de productos.

Desde la perspectiva de un comerciante, se necesita mayor apoyo desde los organismos que ejercen el control para lograr aumentar la producción de acuerdo a la demanda nacional.

El gremio laboral indica que al pueblo no le importa pagar unos bolívares más, siempre y cuando se consigan los artículos de primera necesidad en todos los establecimientos disponibles, pero considera que es necesario equiparar los salarios con el incremento de la canasta básica para garantizar soberanía alimentaria.

Comercio critica que sinceración de precios llega tarde

Wael Raad Pdte. Cámara de Comercio de Bna
Wael Raad, Pdte. Cámara de Comercio de Bna

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Wael Raad, la adecuación de los precios en los productos, tanto de higiene personal como alimenticios, debió hacerse hace al menos dos años, puesto que a su parecer, es la solución al problema de la crisis económica que atraviesa el país.

Aseguró que además de sincerar los precios, debe existir mayor control en el mercado especulativo, al considerar que los revendedores están lejos de desaparecer.

Raad indicó que estabilizar la economía pasa por la medida de la Superintendencia de Derechos Socioeconómicos, pero sin duda, tomará mucho tiempo armonizar precios, oferta y demanda.

Comentó que los ajustes de precios deben hacerse en todos los rubros y de manera gradual, hasta llegar a un valor que realmente sustente el proceso de producción de cada artículo.

El comerciante agregó, sin embargo, que se debe garantizar el abastecimiento de los rubros, puesto que no tendría sentido ajustar los precios si no se encuentran en los anaqueles.

Trabajadores aspiran que productos se consigan

Tito Barrero Presidente de Fetranzoátegui
Tito Barrero, Presidente de Fetranzoátegui

El presidente de la Federación de Trabajadores del estado Anzoátegui (Fetranzoátegui), Tito Barrero, espera que tras la fijación de nuevos precios, los productos aparezcan en todos los establecimientos comerciales, al considerar que ese es el clamor de la masa laboral.

Barrero criticó que el Gobierno nacional tome en cuenta los índices inflacionarios, que superan el 190%, para fijar nuevos precios y el salario de los trabajadores apenas se ajuste en 30%, un incremento insuficiente para cubrir la canasta básica que en abril se ubicó en 148 mil bolívares.

El representante de los trabajadores regionales reiteró que más allá de solucionar los problemas en los precios para superar la crisis en desabastecimiento, es preciso corregir los canales de distribución, y exhortó a revisar la procedencia de los alimentos que ofrecen los mal llamados “bachaqueros”.

“Dios quiera que con los ajustes se consigan, pero para atacar el mercado especulativo, hay que atacar a quienes le facilitan la  mercancía”, dijo.

Las empresas son las únicas que ganan con los ajustes

José Guerra, Economista
José Guerra, Economista

La liberación de los precios en todos los productos, tanto alimenticios como de aseo personal, sigue siendo un mecanismo de acción que debe ejecutar el Gobierno para que el ajuste de los costos sea en menor proporción.

Así lo explicó el economista José Guerra, quien reafirmó que “estudios han comprobado que cuando el costo de los productos está libre, suben menos”, dijo.

Recalcó que con el efecto de ajuste de los precios, las únicas que ganan son las empresas, desde donde se hace un esfuerzo titánico para no detener la producción.

Cada vez se hace más cuesta arriba, dice, mantener la producción por la falta de materia prima y eso claramente detona un mayor aumento en el costo de lo que se produce.

El economista también hizo hincapié en la caída del consumo de alimentos en Venezuela.

Recalcó la importancia que tiene el recuperar el consumo, pues de lo contrario no se evidenciará un avance en la economía venezolana.

Comerciantes piden activación de aparato productivo

Ramón García, Comerciante

El ajuste de precios publicado por la Superintendencia de Derechos Socioeconómicos (Sundde) no es la solución para eliminar los problemas de escasez que atraviesa el país, manifestó Ramón García, quien se dedica a la venta de productos de higiene personal.

“Para atacar el problema real, es necesario que se sinceren los precios, no solo los de productos de higiene personal, la comida juega un papel importante ante la situación”, expresó.

Relató que este incremento lo único que va a generar es que los llamados “bachaqueros” vendan el rubro más caro.

“En una semana, los precios que manejan los ‘bachaqueros’ se van a incrementar más de 100%, porque de igual manera no vamos a poder conseguir los productos”, señaló.

García acotó que es necesario activar el aparato productivo del país para dejar de importar y empezar a exportar.

“Tenemos que buscar las maneras de generar divisas que no sean provenientes de la venta petrolera”, finalizó.

González/Medina/Fernández
[email protected]

Publicidad!