Las autoridades de Filipinas declararon hoy la alerta máxima en el norte del país ante la llegada del tifón Heima, que se prevé que alcance mañana esta zona del archipiélago con “vientos devastadores” de más de 200 kilómetros por hora.

El servicio meteorológico Pagasa estableció el nivel 4 de alerta, el más elevado, en las provincias de Cagayan e Isabella, situadas en el litoral oriental del norte de la isla de Luzón, donde se prevé que la tormenta golpe de lleno.

EFE