Cortesía
Cortesía

La película brasileña “Branco sai, preto fica” ganó la competencia latinoamericana y el largometraje kurdo “Come to my voice” se alzó con el máximo premio del Festival de Cine de Mar del Plata (400 km al sur de Buenos Aires).

Del director Aderley Queiros, el filme de Brasil cuenta, con una mezcla de realidad y ficción, las acciones de cambio de tres jóvenes que fueron víctimas de la represión policial en la década del ’80 y que viven marginados en la periferia de Brasilia.

En tanto, el realizador turco Huseyin Karabey – que también obtuvo el Premio del público se ocupó de narrar en su obra las peripecias de una abuela y su nieta por liberar al jefe del hogar apresado por fuerzas kurdas.

Para ello, realizan un particular viaje por distintas aldeas kurdas del este de Turquía, que es plasmado con particular ternura por Karabey.

El jurado internacional distinguió además al realizador francés Mathieu Amalric como Mejor Director por “La Chambre Bleue” y a la italiana Alice Rohrwacher como Mejor Guionista por su fresco filme “Le meraviglie”.

Mejor Actriz resultó la iraní Negar Javaherivan por su papel en “Melbourne” (iraní) y Mejor Actor el coreano Jung-bum Park

Redacción