La fiscalía en España ha solicitado dos años de cárcel y una multa de diez millones de euros para el astro brasileño Neymar por un delito de “corrupción en los negocios” en su fichaje por el FC Barcelona.

La fiscalía de la Audiencia Nacional pide “la pena de dos años de prisión (…) y multa de diez millones de euros”, según el documento de la acusación a la que tuvo acceso la AFP este miércoles, contra el atacante brasileño, señalado de haber ocultado una parte del costo de su multimillonario traspaso al Barça en 2013.

Asimismo, la fiscalía pide hasta cinco años de cárcel para el expresidente del Barcelona Sandro Rosell por estafa y corrupción, pero pide archivar la causa contra su sucesor, Josep Maria Bartomeu, actualmente al frente del club.

Para el fiscal, la participación de Bartomeu, entonces vicepresidente del club, por el jugador no se ha probado.

Alterar el libre mercado

En cambio, el grupo brasileño DIS, antiguo poseedor de parte de los derechos del jugador, ha solicitado cinco años de prisión para el futbolista, para sus padres, para Bartomeu y Rosell por delitos “corrupción entre particulares en concurso con estafa”.

También solicitó otros tres años por “estafa” para los dos dirigentes barcelonistas y el expresidente del Santos, club de procedencia de Neymar, Odilio Rodrigues Filho, además de varias multas millonarias.

DIS pide “que Neymar y Bartomeu sean condenados por los delitos de estafa y corrupción, por un lado a penas de cárcel (…) y por otro lado, a ser inhabilitados para que el Sr. Bartomeu no pueda seguir siendo presidente del Barça ni Neymar Jr. jugando profesionalmente en la Unión Europea” durante el tiempo de su condena, dijo este miércoles en rueda de prensa Eliseo M. Martínez, uno de los abogados de la compañía brasileña.

La presentación de las acusaciones se produce luego de que un juez de instrucción de Madrid reabriera el caso sobre el fichaje de Neymar, de 24 años, que había decidido archivar pero una instancia superior ordenó reconsiderar.

Así, el juez José De la Mata finalmente se pronunció a principios de noviembre favorable a enviar a Neymar al banquillo y pidió a la defensa y la acusación exponer sus argumentos, tras lo cual ya sólo queda que el magistrado certifique la apertura del juicio.

“Tranquilos”

Desde Brasil la firma NN Consultoria que maneja las empresas del delantero, aseguró que “seguimos tranquilos porque todos los contratos fueron firmados en respeto a los preceptos legales, éticos y morales y con conocimiento del Santos FC y el FC Barcelona”.

“Las partes aún no fueron notificadas ni comunicadas sobre la apertura de la acusación de la Fiscalía y en el momento correcto presentarán su defensa”, añadió en una nota enviada a la AFP.

En su auto de reapertura del caso, el juez de la Mata consideró que se pudo alterar “el libre mercado del fichaje de futbolistas” con un acuerdo firmado por el Barcelona y Neymar para asegurarse el fichaje del jugador.

El caso tuvo su origen en una denuncia del fondo de inversiones DIS, propietario del 40% de los derechos del jugador en el momento del traspaso de Neymar al Barcelona, que se consideró perjudicado por la operación.

“Traicionados”

En un primer momento, el Barcelona cifró oficialmente el traspaso deNeymar en 57,1 millones de euros (40 millones para la familia de Neymar y 17,1 para el Santos brasileño), pero la justicia española calcula que fue de al menos 83,3 millones de euros.

DIS, que percibió 6,8 millones de euros de los 17,1 ingresados al Santos, estima que Neymar y el Barça se aliaron para ocultar el monto real del traspaso, vulnerando las reglas del libre mercado.

Primero con dos acuerdos en 2011 entre ambos por 40 millones de euros por el que el jugador se comprometía a fichar por el Barça cuando finalizara su contrato con el Santos, lo que habría impedido a otros clubes pujar por el delantero.

En segundo lugar, DIS y los magistrados que ordenaron reabrir el caso creen que en otro acuerdo de traspaso del jugador de 2013 entre el Santos y el Barça ocultó el monto real pagado al equipo brasileño.

“Nos sentimos traicionados por Neymar y su familia”, dijo este miércoles el director ejecutivo de DIS, Roberto Moreno, cuya empresa invirtió en Neymarcuando era un joven jugador de 17 años, insistiendo en que “el jugador, además de su capacidad técnica, está jugando donde está por las inversiones que hizo DIS” en su momento.

AFP