La ciudadanía alarmada acudió en masa para descartar rumores sobre un posible cierre temporal

Caótico amaneció este miércoles el hospital Felipe Guevara Rojas en El Tigre, luego de que la emergencia pediátrica y de adultos fuesen mudadas al lobby y área de consulta externa debido a una jornada de fumigación.

Por lo menos 30 adultos y tres infantes fueron trasladados por más de 24 horas a las áreas improvisadas donde se evidenciaban camillas amontonadas, mal olor y altas temperaturas, y donde -además- no existían divisiones por patologías, lo que irritó a pacientes y familiares.

Las puertas de acceso permanecían cerradas y las visitas restringidas, situación que alarmó a la ciudadanía tras conocer sobre la bacteria existente en el área de retén, ya que presumían que el nosocomio había entrado en una especie de cuarentena. Aunque la intención de las autoridades era la erradicación de roedores, insectos y cualquier otra plaga, los pacientes del centro de salud calificaron las condiciones como inhumanas y se mostraron preocupados por la posible propagación de una epidemia ante la falta de higiene, ya que presuntamente un paciente VIH positivo falleció en esa área la tarde del martes y la zona no fue esterilizada posteriormente.

Entre los familiares preocupados se encontraba Nair Méndez, quien llegó el martes en la tarde con una paciente con apendicitis y hasta ayer a las 10:00 am. no había recibido la atención necesaria.

Respuesta

El director del hospital, Antonio Briceño, informó vía telefónica desde Barcelona que la fumigación estaba programada desde hace 15 días. El médico admitió que la situación es incómoda, ya que el hospital de El Tigre no cuenta con la infraestructura adecuada para ubicar a los pacientes en este tipo de contingencia.

Mary Ann Brito
[email protected]