El vicepresidente Laureano González afirmó que la intención del periodista Tony Carrasco es propiciar una intervención de la Fifa, como pasó en Argentina


La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) escogerá este martes nuevas directivas, en las primeras elecciones que celebra tras el arresto de su anterior presidente, Rafael Esquivel, precedidas por denuncias de irregularidades.

Laureano González aspira a la reelección para el período 2017-2021. Sucedió a Esquivel tras la detención del dirigente el 27 de mayo de 2015 en el inicio del ‘FIFA Gate’, el escándalo de corrupción que sacudió al mundo del fútbol.

El exseleccionador venezolano Richard Páez se perfilaba como su mayor contrincante, pero se retiró del proceso al denunciar arbitrariedades en la elección de los delegados que votarán en asamblea en la ciudad de Maturín.

Esos votantes representan a asociaciones estadales, clubes, jugadores, técnicos, árbitros y al fútbol femenino, fueron seleccionados en comicios regionales y gremiales en los que participaron 8.000 personas, de 30.000 convocadas.

González, de 68 años y segundo vicepresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), compite con el periodista Tony Carrasco y el dirigente de categorías menores Antonio Cabrujas.

Son las primeras elecciones en la FVF tras la captura de Esquivel, quien había estado al frente del organismo desde 1988. El exmandamás del fútbol venezolano es acusado por la justicia estadounidense de aceptar sobornos por derechos de televisión de torneos como la Copa América.

Circo electoral

Páez pidió a la justicia venezolana suspender la votación, pero no tuvo respuesta.

“No voy a avalar con mi candidatura un circo electoral. Son elecciones plagadas de vicios e

ilegalidades”, dijo a la AFP el exentrenador vinotinto, que acusa a la FVF de haber obstaculizado la participación de las bases en la selección de delegados.
Carrasco también denuncia “vicios”.

“Ganamos la semifinal al inscribirnos pese a todas las trabas y no vamos a dejar de jugar la final, aunque la juguemos con el público y el árbitro en contra, el campo encharcado y lesionados”, declaró el periodista a la AFP.

Sin embargo, González se defiende al sostener que “ninguno de los delegados va a llegar a la asamblea sin haber sido electo en una votación”.

El dirigente nacional acusa a Richard Páez de haber buscado, al acudir a tribunales, la intervención de la FIFA en la FVF, como sucedió en junio de 2016 en la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

“Él sabía perfectamente que si se paraba, FIFA nos intervenía (…) como pasó en Argentina y mira el ‘patuleque’ (desastre) que tiene Argentina”, comentó González, firiéndose a conflictos en ese país que derivaron incluso en una huelga de jugadores.

Crítica

La tarjeta de González incluye como vicepresidente al jefe del IND, Pedro Infante, quien se define como un “militante de la revolución” chavista. “No puedes ser juez y parte”, critica Carrasco. “Queremos que una institución haga cumplir la ley”, agregó el exseleccionador Richard Paéz.

AFP
[email protected]