Publicidad!

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el estado Anzoátegui, Lisandro Alfonzo, aseguró que no han tenido denuncias por abigeato

Durante décadas el sector agropecuario y ganadero ha representado un peso considerable en la economía de Venezuela.

Apure, Barinas, Portuguesa, Cojedes, Monagas, Zulia y Anzoátegui son los principales estados productores de carne que abastecen al resto del país.
Sin embargo, desde hace 12 meses la entidad anzoatiguense ha sido una de las más afectadas por la disminución de animales destinados al consumo humano.

Cortesía
Cortesía

El presidente de la Asociación de Ganaderos de la zona sur de Anzoátegui, Mauro Barrios, explicó que en Anzoátegui los trabajadores deben batallar para continuar laborando.

“Ganaderos de Soledad, Cantaura, San Joaquín, Pariaguán, El Tigre y El Tigrito, nos han informado del robo de hasta 300 reses semanales en sus haciendas”, expresó.

Al igual que Barrios, el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Anzoátegui, Wilfredo Trías, afirmó que sí existen estos hurtos masivos de animales.

“Del 100% de los ganaderos, el 98% ha sido visitado en alguna oportunidad por los antisociales”, refirió.

Debido a esta situación, los ganaderos se ven en la necesidad de mantener, la mayoría del tiempo, al rebaño en los potreros.

“Los dueños tienen que estar pendientes. Antes se dejaba a los animales en el campo, ya eso no se puede hacer porque simplemente desaparecen”, detalló Mauro Barrios.

El director regional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Lisandro Alfonzo, explicó que no han registrado denuncias de ese tipo en los últimos meses.

“El problema recae en que puede existir el abigeato, pero no denuncian y así nosotros no podemos proceder”, manifestó.

El comandante general de la Zona Nº 52 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Félix Manrique Carreño, coincidió con Alfonzo, al tiempo que recalcó la importancia de efectuar la denuncia.

“Si nosotros tenemos el nombre completo y el número de teléfono de la persona afectada, tomamos su denuncia y vamos contra esos grupos de hampones hasta el fin del mundo”, puntualizó.

 Víctor Pinto
Víctor Pinto

En caída libre
Cada 10 años, el Gobierno nacional realiza censos al sector ganadero para comprobar el número de reses que hay en el país.

En 1998, existían en Venezuela alrededor de 13 millones de cabezas de ganado bovino. De esa cantidad, más de 773 mil cabezas estaban en la región.
Pero para el 2008, había 465 mil animales. La merma fue de 300 mil reses en una década.

Según los datos aportados por el presidente de la Asociación de Ganaderos de la zona sur de la entidad, Mauro Barrios, la cifra llega solo a 300 mil cabezas.

“Eso no alcanza para la cantidad de habitantes que hay en el estado. El ganado debería estar por el orden del millón y medio de cabezas para abastecer a todos los anzoatiguenses”, explicó.

Sin embargo, para este mes de abril el Gobierno nacional mediante la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) desarrolló un plan de distribución en el sector ganadero.

“Estamos distribuyendo 9 mil 300 reses para Aragua, 5 mil 420 para Cojedes, 2 mil 840 cabezas para Miranda y mil para Anzoátegui”, explicó el mandatario nacional Nicolás Maduro en esa oportunidad.

Sacrificio insuficiente
Mauro Barrios aclaró que solo en la zona sur están sacrificando diariamente 90 animales, cuando lo ideal serían 220.

“Durante el 2014 la cifra era de 120 reses por día. Aunque la diferencia con la actualidad no era mucha, la escasez no se veía porque existía mayor importación”, explicó.

El también ganadero resaltó la preocupación por la caída desmesurada que ha tenido el sector ganadero en los últimos tiempos.

“Existen muchas aristas que hay que tomar en consideración. Venezuela hace más de 20 años se jactaba de tener hasta cabeza y media de ganado por persona. Ya eso es distinto”, exclamó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Anzoátegui, Wilfredo Trías, resaltó que durante el 2014, murieron 12 mil cabezas de ganado debido a la sequía.

“Aunque fueron muertes que se nos escaparon de las manos, golpearon duro la distribución de las reses en la entidad”, dijo.

Archivo
Archivo

En lo internacional
La importación de ganado es otro factor que entra en juego.

En el mes de marzo de este año, durante un sesión de la Asamblea Nacional, se aprobó de manera unánime el presupuesto de 2 mil 457 millones de bolívares para traer al país 50 mil bovinos para el sacrificio y mil toneladas de carne congelada desde Brasil.

Pero, según datos registrados por la Asociación Nacional de Ganaderos, la entrada de reses al país ha decaído en 82%, entre mayo de 2014 y mayo de 2015.

El consumo de carne roja en la nación cayó de 550 mil toneladas en 2014 a solo 400 mil en 2015. Hubo una reducción de 150 mil toneladas en un año.

Mientras que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos afirmó, en su último informe emitido este mes de junio, que solo están entrando a Venezuela cerca de 127 mil toneladas de ganado.

El presidente de la Asociación de Ganaderos de la Zona Sur de Anzoátegui, Mauro Barrios, explicó que la producción de ganado en todo el territorio nacional está por el orden del 30%.

“El otro 70% es importación, pero durante este año esta ha tenido un descenso sobrenatural. El Gobierno debe solucionar el problema porque lo que está en juego es el alimento del venezolano”, resaltó.

Mientras que el diputado José Ureña por la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) ante la Asamblea Nacional afirmó que la importación se debe dar para “ayudar al consumo de proteína”.

“De 787 mil 482 toneladas por año para el consumo nacional, el Ejecutivo no podrá cubrir 211 mil 63 toneladas. Por eso tenemos que importar”, indicó.

Paso a paso
El tiempo de crianza de una res, desde su nacimiento hasta la hora de ingresar al matadero, es de aproximadamente tres años.

Sin embargo, la escasez de vitaminas, vacunas y alimentos complica cada vez más la cría del animal por parte del ganadero.

“A cada res hay que colocarle vacunas dos veces al año, al igual que vitaminas. Estas rondan los 5 mil bolívares cada una, pero no se consiguen”, expresó el hacendado Pedro Rojas.

El ganadero destacó que solamente el rollo de alambre para el cercado del ganado está en casi 8 mil bolívares.

“Durante la vida del animal perdemos la cuenta de lo que gastamos, y a la hora de su muerte no tenemos ganancia por el control de precios establecido por el Ejecutivo nacional”, profirió.

La falta de sementales es otro problema en el sector ganadero, debido a que así se corta el proceso de reproducción.

Mauro Barrios precisó que una de las soluciones que pueden existir es la incorporación de procesos de inseminación artificial en las haciendas.

“Es más difícil mantener a un toro que a una vaca y por ello es que cada vez existen menos sementales. Al pasar eso, la cantidad de ganado de una hacienda se reduce”, aclaró.

Barrios añadió que una vaca debe dar en promedio dos becerros durante su vida útil.

“Las personas piensan que es muy fácil mantener a los animales. Si la vaca no pare no da leche y eso es pérdida para el dueño de la hacienda, todo es una cadena”, agregó.

Del canal a…
El pasado 2 de junio de 2015, la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) publicó la lista de precios del costo de la carne según su tipo (primera, segunda o tercera), el costo a precio de productor y el de canal.

Actualmente, la carne de primera debe ser expendida al público en 250 bolívares el kilo. La de segunda a Bs. 220 y tercera a Bs. 160.

Por su parte, el ganado en el centro de beneficio (productor), debe tener un valor de 124.92 bolívares y la carne de canal a 135 bolívares, establece la Sundde.
Sin embargo, estos montos no son los conseguidos en los mercados.

Desde que el animal está en el matadero, el ganadero vende cada kilo al precio establecido por el Sundde, las variaciones en los precios se dan desde que es trasladado por el intermediario al comprador final.

Para entonces, los comerciantes compran la carne en 520 bolívares, 385 bolívares más que su costo regulado.

En el mercado municipal de Puerto La Cruz la carne de tercera se ubica en Bs. 450 y la de primera en Bs. 1.200.

Ante esta situación, el coordinador regional del Sundde, Francisco Álvarez explicó que los intermediarios y comerciantes deben respetar lo establecido en las leyes y vender justamente.

“Nosotros mantendremos las inspecciones en los diferentes mercados de la entidad para garantizarle un precio regulado al pueblo que son los únicos afectados”, aclaró.

Por su parte, el vendedor José Sosa aseveró que si le venden a ese precio, no la pueden comerciar al valor establecido por el Sundde, “porque tendríamos pérdidas”.

Mientras que el distribuidor y vendedor Danny Ramírez indicó que las pérdidas es otro tema que deben plantear. “Ahora tenemos merma en las ventas de más del 70%”, indicó.

El economista Emilio Guzmán Pérez explicó que actualmente el sector ganadero presenta “precios irreales”.

“Una de las soluciones, es que el gobierno llame al gremio y sincere los costos de la carne, ya que los montos actuales lo único que provocan es contrabando y escasez”, afirmó.

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Anzoátegui, Wilfredo Trías, explicó que estos precios deben ser justos al gasto que tiene el vendedor.

“En los mataderos no se cobra nada. Definitivamente el problema ni siquiera es del comerciante, sino del intermediario”, finalizó.

De paro
Desde hace dos semanas los vendedores de carne de la zona metropolitana de Anzoátegui se mantienen en protesta. Afirman que autoridades del Sundee los obliga a vender el producto “a pérdida”, motivo que los obliga a cerrar los comercios.

La representante de los carniceros del mercado Municipal de Puerto La Cruz, Osbeida Meneses, quien aseguró que están “de paro indefinido”, dijo que entregaron un documento a la Superintendencia de Precios Justos a fin de que sea evaluado. Asimismo indicó que la propuesta no fue “considerada”.

“No tenemos inconvenientes de ser supervisados siempre y cuando nos distribuyan carne a precio regulado, pues ese producto ya tiene su precio establecido”, explicó a mencionar que comprar la carne al mayor sobre los 500 bolívares. El producto es vendido a mil 300 el kilo.

Solución efectiva
El presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Anzoátegui, Wilfredo Trías indicó que han mantenido reuniones con el gobierno regional para buscarles soluciones al problema en el campo. “Una medida es que se eliminen los intermediarios y el estado se encargue de llevar la res desde el matadero hasta el consumidor”, apuntó.

Patricia Aponte/ECS
[email protected]

Publicidad!