Persiste la falla en el suministro de gasolina en la zona norte de Anzoátegui, y en algunos casos se agudiza, puesto que ya no solo escasea el combustible de 95 octanos, sino que por el incremento en la demanda de 91 (por ser la única que se consigue), esta también ha comenzado a desaparecer.

Así lo evidenciaron las largas colas en las estaciones de servicios desde la madrugada de este lunes, en la que los conductores esperan hasta cuatro horas para surtir sus vehículos del derivado del petróleo.

El mandatario regional Nelson Moreno, se refirió a la situación al expresar que será el Ministerio de Petróleo y la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), quienes deberán pronunciarse al respecto y explicar a qué se debe el déficit de combustible en la entidad.

De manera extraoficial se conoció que la falla se debe a la escasez de aditivos para la conversión del combustible.

Yosemarys González
[email protected]