El ensamblaje cayó 35% en octubre respecto a septiembre pasado mientras que las ventas se experimentaron una reducción intermensual superior a 13%, de acuerdo con el reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez).

La cercanía de diciembre ya no tiene efectos positivos en el sector automotor. Todo lo contrario, a medida que la crisis económica se agrava los números de la industria empeoran, y muestra de ello es que en octubre apenas se produjeron 215 unidades, 117 menos (-35,2%) en comparación con septiembre pasado, cifra que a su vez es 75% inferior respecto a las 859 ensambladas en el mismo mes de 2015.

Con estos resultados, el acumulado en los 10 primeros meses del año se desplomó 84% frente al mismo período del año pasado al sumar tan solo 2.510 unidades, muy por detrás de las 15.707 reportadas entre enero y octubre 2015.

El reporte de Cavenez, señala que en octubre solo tres ensambladoras lograron mantener operativas sus líneas: Ford, Mack y Toyota. La primera, que desde julio 2015 capturó el liderazgo del sector, logró producir 107 unidades, una caída intermensual de más de 45%, mientras que Mack produjo 8 vehículos (igual número que el mes anterior) y Toyota 100 unidades (-22%).

Es de destacar que FCA (antigua Chrysler), empresa que esperaba reanudar actividades a finales de septiembre, tampoco pudo retomar las operaciones en octubre, con lo cual se suma a General Motors y MMC, el trío de ensambladoras que no ha podido armar un solo vehículo en lo que va de año.

Al igual que la producción, las ventas muestran una tendencia a la baja: en octubre solo se colocaron 235 vehículos, 61,7% por debajo de las 613 colocadas en el mismo mes del año anterior y 13% frente a los números de septiembre.

En los primeros 10 meses del año, la venta de solo 2.597 unidades representa una contracción de 82,5% en comparación con las 14.819 comercializadas en el mismo lapso del pasado ejercicio. Esto evidencia que el mercado no está en capacidad de absorber todas las unidades que se produzcan en virtud de la fuerte recesión que agobia a la economía venezolana.

Cabe precisar que aunque las cifras de Cavenez no incluyen los datos de importaciones privadas de vehículos, se estima que en octubre ingresaron al país unas 54 unidades traídas por compradores privados. Esto evidencia un alza de más de 100% respecto a las cerca de 25 unidades que bajo esta modalidad ingresaron al país en octubre de 2015.

Ello significa que las importaciones privadas están ejerciendo un pequeño pero significativo obstáculo para la producción nacional, tomando en cuenta que esas 54 unidades importadas por privados representan 25% de las ventas totales efectuadas en octubre.

Con información de El Estímulo