Publicidad!

Señalan a alcalde y diputados de alterar el orden público y agavillamiento


Acompañado por los consejos comunales, el llamado poder popular y demás dirigentes oficialistas, el gobernador de Anzoátegui, Nelson Moreno, denunció ante el Ministerio Público a dirigentes regionales de la oposición.

El funcionario oficialista señaló como responsables de los hechos violentos del pasado 19 de abril, en el distribuidor Fabricio Ojeda de Lechería, a Gustavo Marcano, alcalde del municipio Urbaneja, y a Antonio Barreto Sira, coordinador de Acción Democrática.

“También denunciamos a Omar González -representante de Vente Venezuela- y a Armando Armas -diputado por Voluntad Popular a la Asamblea Nacional-”, apuntó.

Moreno aseguró que los delitos en los que, al parecer, están inmersos los políticos son alteración del orden público, agavillamiento, incitación para delinquir e incendio intencional.

Señaló que el caso lo estará llevando la Fiscalía Superior, y fiscalías 3°, 10° y 19°, respectivamente.

“De cualquier situación a daños en la propiedad privada o alguna pérdida de vidas humanas que se presente en el estado, responsabilizamos directamente a estas personas, por ser partícipes de los hechos violentos”, recalcó la autoridad regional.

El gobernador aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje de “paz y responsabilidad” a las personas afectas al oficialismo para que no caigan en “el juego de los opositores”.

Apuntó que se mantendrán desplegados en calles y avenidas para resguardar la tranquilidad del pueblo y aseveró que los efectivos de seguridad estarán atentos para frenar cualquier foco de violencia que se presente en la zona.

Publicidad!