Cerca de 14 mil 500 obreros radicados en Anzoátegui permanecen cesantes o sub contratados mediante paquetes que violan la actual contratación colectiva


Pese a las continuas quejas y denuncias realizadas por diversos dirigentes sindicales, poco más de 14 mil 500 obreros del sector construcción radicados en Anzoátegui se encuentran desempleados actualmente, debido al grave estancamiento registrado en dicha área a lo largo de los últimos años.

Tal cifra equivale al 97.16% de los 15 mil trabajadores afiliados a las principales organizaciones gremiales de la entidad, cuyos directivos también destacaron la paralización de 280 proyectos de gran envergadura así como la creciente escasez de cemento y cabillas.

“Lamentablemente, el Ejecutivo Bolivariano ha hecho caso omiso a las continuas peticiones elevadas desde hace varios mesespara decretar un estado de emergencia,que permita al menos la reactivación de Sidor o de la Planta Cementera de Pertigalete, originando con ello un aumento sustancial del desempleo”, señaló Asdrúbal Salazar, vocero del Sindicato de la Construcción y Afines en la región.

Mientras mostraba los resultados del último informe trimestral sobre este sector, Salazar comentó que “apenas 426 personas entre caporales, electricistas, maestros de obras y jornaleros se encuentran laborando hoy en día, aunque sub empleados mediante paquetes que violan la contratación colectiva vigente, al devengar incluso mucho menos que el actual salario mínimo”.

En tanto, Jesús Gómez, secretario de Actas y Correspondencias del ente gremial, manifestó que “desde principios de mes hemos realizado varias reuniones de urgencia, en las cuales acordamos iniciar el venidero año 2017 con la toma pacífica de algunas obras y de las capitales de cada estado”.

Gómez refirió que “estas acciones se llevarán a cabo para exigir la entrega de divisas por parte del gobierno a las empresas constructoras, lo que nos permitirá concluir las edificaciones pendientes y aumentar la cuota de contrataciones”.

Carlos Pirela