Guyana buscará la próxima semana llevar el diferendo del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a través de una delegación que visitará la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

La delegación estará encabezada por el canciller guyanés Carl Greenidge, quien prevé sostener un encuentro con el nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres con el fin de asegurar una “recomendación final” de la disputa, explicó el ministro de la Secretaría de la Presidencia Raphael Trotman.

Guyana apuesta elevar ante la CIJ el diferendo sobre el Esequibo, la zona de más de 159.000 kilómetros cuadrados rica en yacimientos petroleros, gasíferos, madereros y naturales que reclama Venezuela desde 1899 tras el laudo internacional de Paris.

El país vecino busca que la CIJ decida la disputa con un fallo similar a la disputa territorial que mantenían Nicaragua y Colombia.

Venezuela quiere que la controversia sea nuevamente puesta en manos de un mediador nombrado por el secretario general de las Naciones Unidas, un proceso cuestionado por Guyana porque dice no ha encontrado una solución en los últimos treinta años.

La delegación guyanesa también contará con la directora general de su Ministerio de Relaciones Exteriores, Audrey Jardine-Waddell, reseñó el diario Demerara Waves de Georgetown.

El jefe saliente de la ONU, Ban Ki Moon, ya ha dado al presidente de Guyana, David Granger, el compromiso de evaluar el próximo paso legal para este mes. Ban dejará el cargo a finales de diciembre de 2016.

Con información de El Estímulo