Publicidad!

En el interior de una caja, envuelto con una manta y en avanzado estado de descomposición, fue localizado por las autoridades policiales el cadáver de un bebé de al menos tres meses de nacido, cuyos restos fueron arrojados a un basurero en la carrera 3 con calle 12, en el barrio Rafael Urdaneta, en San Antonio, municipio Bolívar.

Funcionarios de la Policía del estado Táchira que realizaban labores de patrullaje observaron que varios perros husmeaban acuciosamente en un basurero, por lo que decidieron constatar el hecho y hallaron el cuerpo del infante, un varoncito, con avanzados signos de descomposición.

El macabro hallazgo obligó a que los uniformados avisaran a miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes acudieron al lugar para conocer los pormenores del caso.

Una vez en el sitio, los investigadores documentaron el hallazgo y realizaron la fijación fotográfica del cuerpo, constatando que no tenía heridas causadas intencionalmente, por lo que el mismo fue trasladado a la morgue del Cementerio Municipal de San Cristóbal para la necropsia de ley.

No se descarta que el infante falleciera de causas naturales y que sus progenitores decidieran lanzar el cuerpo al basurero al no tener los recursos financieros para la sepultura.

Redacción El Norte
Publicidad!