Publicidad!

Veterinarios recomiendan no incluir alimentos cítricos ni que contengan azúcar dentro de la dieta de estos animales

Elegir una mascota es uno de los proceso más difíciles para los niños, puesto que debido a su inocencia y ocurrencias suelen seleccionar animales que tal vez no sean de fácil cuidado y acceso para los padres, es por ello que en algunas ocasiones los infantes se deciden por los hámster ante la posibilidad de tener en casa a un compañero animal.

Contradictoriamente a lo que muchos piensan optar por un hámster no significará librarse de los cuidados que las mascotas necesitan, por lo contrario estos “menudos amigos” requieren de estrictas normas de higiene para poder garantizar su sano desarrollo.

Por ser de tamaño pequeño esto facilita su cuidado, pero también se debe tomar en cuenta que este requerirá toda la atención en función de su alimentación, limpieza del espacio donde habita y atención medica.

Los veterinarios recomiendan tomar como punto de inicio la selección de una buena jaula que le permita la entrada correcta de aire, además de proporcionarle un espacio donde puedan caminar, esto para evitar que el animalito se estrese y con ello se enferme.

Estas jaulas deben incluir una rueda o tubo que le permita realizar actividad física, uno de los principales requerimientos que tienen los hámsteres, independientemente si son de tipología rusa, roborowski, chino, Campbell o dorado, ya que esto le permite liberar toda su energía.

Si tienes poco espacio es la mascota perfecta . Cortesía

Alimentación
La alimentación juega un papel fundamental dentro del desarrollo de estos roedores, es por ello que se debe evitar la ingesta de productos que contengan azúcar, enlatados, cítricos, aguacates, durazno, patilla, frijoles crudos, carne de cochino, perejil y berenjenas.

Los especialistas recomiendan en cambio incluir grandes porciones de frutas y vegetales como el melón, mango, fresas, espárragos, brócoli, coliflor, apio, acelga, pepino y repollo, este último en pequeñas cantidades.

Enjuagar las frutas y los vegetales es otro factor importante, así se desestima el riesgo de que contraiga infecciones gastrointestinales, que podrían conllevar a una diarrea.

De igual manera los veterinarios indican que al momento de incluir nuevas comidas, suministrarlas en porciones pequeñas, con un día de intermedio para que el organismo se adapte.

La jaula debe contener una rueda para que se ejercite. Cortesía

Crianza
Si tu hámster está embarazada requerirá comer e ingerir agua con mayor frecuencia por lo durante este proceso se debe garantizar además un espacio limpio y cálido, resguardándola de las altas temperaturas.

Antes de que la madre de a luz a sus crías se debe adaptar la jaula para esta nueva etapa, introduciendo elementos como el papel higiénico que le servirá para que esta elabore un nido para tener a sus crías.

Según el portal de cuidado animal Hanster.org al momento del alumbramiento (la camada puede oscilar entre dos y 20 hamsteres) este animalito no requerirá ayuda, ya que ella misma será quien atienda a sus pequeños, que nacerán sin pelo, sordos y ciegos.

Cabe destacar que las crías no se deben tocar, puesto que estas nacen con una membrana rica en nutrientes que los protege y que posterior a su nacimiento es ingerida por la madre para reponer algunas de las hormonas y otros elementos que se utilizaron para la maduración de las crías antes del alumbramiento.

Recomendaciones

Para evitar que un hámster se vea afectado con el calor se debe garantizar que tenga suficiente agua fresca y limpia, ya que la deshidratación hará que el riesgo de un golpe de calor aumente. Una de las señales que puede indicarte que el cambio de temperatura lo está perturbando es el hecho de que no está durmiendo en los lugares acostumbrados de su nido y de espaldas.

Jakelin Cotorett
[email protected]

Publicidad!