La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario ordenó a todo el sistema financiero público y privado que se abstenga de entregar más de 10.000 bolívares diarios en efectivo, ya sea a través de cajeros automáticos o taquillas.

La normativa modifica la resolución número 524-10 de fecha 19 de octubre de 2010, en la que se establece el monto de retiro que estaba en vigencia en todas las agencias bancarias. El comunicado indica que entrará en vigor a partir del 1° de diciembre de 2016.

Sin embargo, desde el 15 de noviembre los usuarios no han podido hacer retiros por encima de 10.000 bolívares, ni con cheques ni a través de cajeros automáticos.

La razón se debe a que están sucediendo dos situaciones de manera simultánea: la entrega de billetes a las distintas agencias bancarias de las entidades públicas y privadas ha caído en promedio 50% en el último mes, por lo que la existencia de efectivo ha mermado notablemente; y los nuevos billetes de mayor denominación que entrarían en circulación el próximo 15 de diciembre no han llegado al país; esto aunado con que la existencia de las actuales denominaciones es limitada, señaló una fuente del sector financiero.

De acuerdo con fuentes vinculadas al Banco Central de Venezuela, los nuevos billetes entrarán en circulación el próximo 15 de diciembre, pero será un proceso por etapas en el que comenzarán a circular primero el de 200 bolívares y 500 bolívares y luego se irán introduciendo los de 1.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares.

La circular emanada de la Superintendencia de Bancos confunde aún más, pues expone que los usuarios tendrán hasta un máximo de cuatro transacciones diarias para retirar dicho monto. También se informa que se estará llevando a cabo una adecuación del menú de los cajeros automáticos para que solo sea posible retirar hasta 10.000 bolívares en las transacciones desde el mismo banco. Si el usuario es de otro banco posiblemente no podrá hacer el retiro desde el cajero automático.

Con información de El Nacional