Por lo menos tres casos graves de desnutrición infantil son atendidos diariamente en el hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, cuyos familiares en su mayoría tampoco cuentan con el dinero necesario para realizar los exámenes de laboratorio o comprar las medicinas que requieren los pequeños.

De acuerdo a reportes de especialistas, 17 niños permanecen hospitalizados en ese centro de salud, cuatro de ellos con desnutrición crónica asociada a otras patologías, como enfermedades respiratorias o cuadros diarreicos graves.

Los pequeños, que requieren complementos vitamínicos, fórmulas lácteas y alimentación completa, ven retrasado su proceso de recuperación debido a que los padres no cuentan con los recursos necesarios y el centro de salud pública no cuenta con medicamentos ni con proteínas en la alimentación que le suministran a los pacientes.

Aunado a esto, en el nosocomio tigrense no se presta desde hace casi un año el servicio de laboratorio, por lo que los familiares se ven obligados a cancelar altos montos en centros clínicos privados y la mayoría no cuenta con el dinero requerido.

Cambios

En medio de la grave crisis que se vive en el centro de salud, extraoficialmente se anunció cambios en la directiva, tanto de ese nosocomio, como en la Coordinación de Hospitales del estado Anzoátegui.

Se conoció que el doctor Antonio Briceño, actual director del Guevara Rojas, pasará a ejercer funciones en la coordinación estadal; mientras que el mando del principal centro de salud de la zona sur del estado será otorgado al pediatra José Odreman, quien ya había ocupado ese cargo en 2013.

Yosemarys González
[email protected]