Publicidad!

Henri Falcón, gobernador del estado Lara, expresó este lunes en los galpones anexos a Parque Miranda que “El único legado del gobierno a este pueblo es el hambre. La crisis política, económica y social nos obliga a buscar una salida (…) se trata de cambiar el modelo económico para avanzar en un equilibrio social”.

“La decisión del CNE podremos revertirla en la medida que asumamos el reto de la calle (…) la salida más eficaz y expedita nos la plantea la Constitución a través de referendo”, añadió

Manifestó que si algo quiere el venezolano además de comida, medicamentos, y seguridad, es la paz. Un país distinto con un gobierno para todos.

Durante la rueda de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática para fijar posición tras los anuncios del Consejo Nacional Electoral, resaltó que los líderes opositores deben ser prudentes en el discurso y la acción.

“Es necesario encontrarnos en lo social, con los más deprimidos, con los más pobres. Tenemos una gran responsabilidad por delante (…) El país hoy reclama unidad para avanzar sobre la unidad”, dijo el político.

Resaltó que la toma pacífica de las calles podría revertir las acciones del CNE; no obstante, acotó que deben evitar incurrir en errores que repitan una nueva frustración.

“Tenemos que traer a toda esa gente con un mensaje de unidad. Hay familias enfrentadas y divididas, queremos un país donde prive la unidad por encima de los intereses de un particular o de una organización”, concluyó.

El gobernador indicó que la Unidad debe ser fuerte y consistente con las acciones que tome ante la crisis que está afectando a millones de ciudadanos. Falcón agregó que el sectarismo que propicia el gobierno ha terminado por enemistar a los venezolanos.

Redacción

Redacción El Norte
Publicidad!