El presidente francés, François Hollande, descartó que el tiroteo que causó ayer ocho heridos leves en un instituto de Grasse, en el sureste de Francia, tenga carácter terrorista, al tiempo que señaló que la investigación abierta determinará sus circunstancias.

En una declaración en Corrèze, en el centro del país, Hollande afirmó que los heridos de mayor consideración son el director y dos alumnos, mientras que el resto resultaron afectados por el movimiento de pánico que se generó en el centro educativo.

Hollande recordó que ese hecho coincidió con el atentado que se registró poco antes en la sede parisiense del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde una secretaria sufrió heridas leves cuando abrió una carta con un artefacto que explotó.

La ministra de Educación de Francia, Nadjat Vallaud-Belkacem, indicó que el tiroteo en el instituto de Grasse, fue un “acto loco de un joven de 17 años de edad frágil fascinado por las armas de fuego.

Redacción
[email protected]