Un hombre asesinó la noche del miércoles a sus hijastros por presuntamente comerse el pan que estaba reservado para el desayuno, en la localidad de Carúpano, estado Sucre.

Los cuerpos de una niña de cinco años y un niño de siete, fueron ingresados la mañana del jueves a la morgue del Hospital Santos Aníbal Dominicci.

Las primeras investigaciones apuntan que: “los niños habían cenado pero quedaron con hambre. Cuando los adultos se durmieron, fueron a la cocina y se comieron el pan, motivo por el que fueron castigados”, contó un efectivo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en la jurisdicción.

Se conoció que tanto la madre, Rousmerys del Carmen Rojas Rondón (22), y el padrastro, Luis Moya, de 37 años, se encuentran detenidos en el cuerpo detectivesco.

Consternación

Por su parte el alcalde de Bermúdez, Julio César Rodríguez, sostuvo que el caso mantiene “consternado” a Carúpano, y que ya están adelantadas las investigaciones en manos de los cuerpos de seguridad.

“Se están haciendo las necropsias. Estamos pendientes del desarrollo de las investigaciones”, comentó la primera autoridad municipal.

Por otro lado, según indicó un funcionario del Cicpc, la madre de los infantes habría afirmado que cuando vio a los niños ya no respiraban. Al tiempo que afirmó que “el cuerpo del niño tenía varios golpes en el rostro y se está analizando si hubo abuso sexual, para determinar las causas exactas de la muerte”.

Globovisión/ Redacción web