Publicidad!

Una fuerte descarga eléctrica sorprendió a José Luís Díaz Ojeda, de 25 años, mientras reparaba los cables de una brequera en el sector El Toro del municipio Almirante Padilla, al sur de la península de San Carlos del estado Zulia.

Los familiares de la víctima se negaron a rendir declaraciones a los medios de comunicación y les pidieron que se retiraran y los dejaran en paz con su dolor.

Este martes, Juan Carlos Díaz, tío de la víctima, relató cómo había ocurrido el accidente, esto muy a pesar del disgusto que les provocó a sus parientes, quienes le exigieron que guardara silencio.

Dijo que en el referido sector “se va la luz todo el tiempo” y que los cables de electricidad se dañan, al igual que los aparatos electrodomésticos, por lo que es necesario sustituirlos.

Mientras el pescador cortaba uno de los cables de alta tensión, 110 voltios recorrieron su cuerpo, no tenía las manos mojadas, ni los pies descalzos, pero solo eso bastó para que perdiera el equilibrio y cayera en el piso de la sala.

Se pudo salvar
Cuando los familiares del infortunado lo hallaron, lo subieron a un vehículo particular con destino al hospital de Isla de Toas. Los médicos de guardia le aplicaron primeros auxilios, como no contaban con el equipo especial para atender las heridas de primer grado que tenía en las manos y los brazos lo remitieron a la unidad de quemados del Hospital Coromoto, en Maracaibo.

Tras una larga agonía, murió, el pasado domingo a las 4:00 de la madrugada. Los detectives del eje de homicidios de la policía científica manejan como móvil del deceso el accidente.

Publicidad!