En Venezuela, durante los últimos meses gran número de personas recurren a la medicina complementaria para sanar sus dolencias

A las fueras del consultorio de José Moy se escuchan anécdotas de cientos de personas que recurren a la medicina homeopática en busca de sanar sus dolencias con constancia y disciplina.

La señora Henny Correa refiere con gran fe, que cada una de sus enfermedades las ha podido superar gracias a pequeñas dosis y potentes diluciones, las cuales considera altamente efectivos.

“En mi caso muy particular, acudí por problemas de los nervios, alergias, entre otras afecciones. Fui así, como descubrí la manera de utilizar la medicina alternativa, sin necesidad de esclavizarme a los fármacos tradicionales”, explica el ama de casa.

La paciente regular detalla que la homeopatía es tan eficaz como ir un médico tradicional y asegura que ha sido testigo de cómo personas han entrado al consultorio sin caminar y en sillas de ruedas y han logrado levantarse siguiendo el tratamiento al pie de la letra.

Historias como estas se repiten en América Latina desde que a finales siglo XVIII y principios del XIX cuando el alemán Samuel Hahnemann creó la homeopatía.

Miles de consulta
foto-1Aunque este tipo de prácticas han generado controversias, recientes investigaciones en España sostienen que la práctica prescrita suma cada vez más adeptos en países como Alemania, Austria, Suiza y Gran Bretaña.

En Venezuela, las visitas a terapias alternativas presentan gran demanda, debido a múltiples causas, entre ellas, la escasez de algunos fármacos y la búsqueda de diagnósticos correctos de la alguna enfermedad.

José Moy, médico egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quien optó por esta práctica hace más de 30 años, señala que el método terapéutico consiste en administrar efectivas dosis, capaz de activar las defensas del paciente.

“La homeopatía está especialmente indicada para tratar ciertas afecciones, como cefaleas, trastornos digestivos y enfermedades de origen nervioso, además de estimular el sistema inmunitario para combatir enfermedades infecciosas”, refiere el especialista.

El doctor describe que más allá de aliviar los síntomas que van apareciendo en el paciente, cada terapia busca restablecer equilibrio natural de las personas.

Para ello, cada médico a través de su consulta debe tomar en cuenta los problemas de salud y síntomas del enfermo, conocer su constitución física y su forma de reaccionar frente a la patología, así como también los factores de mejoría o empeoramiento.

“Cada tratamiento es individualizado, aunque por lo general estos medicamentos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, ni efectos adversos relacionados con su ingesta”, agrega José Moy, quien refiere que habitualmente los frascos de dilución no limitan en pacientes embarazadas y enfermos polimedicados.

Finalmente, el especialista resaltó que la homeopatía basta para tratar entre 80 y 90 por ciento de las enfermedades, aunado a que representa un equilibrio en el costo-beneficio adecuado para que las personas puedan curarse de manera segura, económica y eficaz.

Controversia

Aunque existen detractores que dudan de su efectividad y opinan que sus beneficios se deben a efectos placebos, expertos aseguran que su eficacia está comprobada en la falta de toxicidad o efectos secundarios, que hacen que resulte apropiada para mujeres embarazadas, niños o ancianos.

Noreykis Pino C.
[email protected]