El índice de hacinamiento sigue incrementándose en los centros penitenciarios del estado Anzoátegui.

Aunque no precisó cifras, el Defensor del Pueblo, Rafael Hurtado, señaló que la situación se ha vuelto alarmante este año.

Detalló que en el 2015 se redujo la sobrepoblación en estos centros de retención un 50% a través del Plan Cayapa impulsado por el Gobierno nacional; sin embargo, destacó que la situación se volvió compleja debido al trasladado de nuevos reclusos de la la cárcel de San Antonio, ubicada en Margarita, estado Nueva Esparta, así como la de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV) en el estado Guárico.

Indicó que un aproximado de 4 mil privados de libertad arribaron a Anzoátegui provisionalmente, aunque muchos no han sido reubicados por medidas de seguridad.

“Lo que pasa es que el estado Anzoátegui por ser una encrucijada, geográficamente hablando, aquí confluyen muchas situaciones, se convierte en un epicentro, por eso obligatoriamente tenemos que ceder espacios o beneficios que al final nos acarrea problemas de hacinamiento. Tenemos hacinamiento, negarlo sería tapar el sol con un dedo”, expresó.

Preocupante

Hurtado hizo eco nuevamente de la situación de salud que carecen algunos reclusos. Aseguró que padecen enfermedades infectocontagiosas y aunque se habían realizado los trabajados con las autoridades del Estado Mayor de Salud para avanzar en este tema, volvieron a retroceder.

Refirió que la tuberculosis es una de las enfermedades más preocupantes, “no te puedo decir cuántos casos hay, pero con uno solo que haya es más que suficiente porque eso se propaga, entonces son situaciones que hay que tratar con el tacto debido”, dijo.

Indicó que están trabajando nuevamente para descongestionar estos centros penitenciarios. “Estamos luchando para controlar esta falla. Que el Agroproductivo se mantenga y para eso estamos en contacto con la ministra Iris Varela”, dijo.

Zorymar Medina

[email protected]