Publicidad!

El obispo de la Diócesis de Margarita, monseñor Fernando Castro Aguayo, envió un mensaje a los margariteños, en el cual -aunque reconoce la protesta como un mecanismo para la defensa de los derechos humanos- exhorta a mantenerse alejados de la violencia porque ello incita al odio y la venganza.

En su mensaje, el alto prelado confirmó que se encuentra participando en la Asamblea Extraordinaria de Obispos que se celebra en la ciudad Caracas, desde donde consideró necesario comunicarse con los sacerdotes y fieles de la entidad, para apoyar el deseo de quienes quieren que se respeten sus derechos, de los que trabaja, estudian y viven en familia y en paz.

“En nuestra reunión hemos reiterado nuestra unión al Santo Padre y la unión entre nosotros, para afrontar y discernir los gravísimos problemas que nos hacen sufrir y que responden al anhelo de poder transitar por veredas que nos lleven al desarrollo de la paz, la armonía y la dignidad”, dijo el obispo mediante nota de voz enviada a los periodistas y medios de comunicación.

Monseñor Castro Aguayo ratificó que la Iglesia rechaza todas aquellas decisiones que lleven a la alteración del orden democrático, porque en definitiva la imposición de un totalitarismo de Estado sería de una consecuencia gravísima para la vida y desenvolvimiento de los venezolanos.

“Eso sería abdicar a la libertad que Dios nos ha dado como seres humanos”, acotó el purpurado.

Destacó que aunque las protestas han sido en su mayoría pacíficas, las respuestas han sido muy violentas, con consecuencias nefastas de heridos y muertes.

El máximo representante de la Iglesia católica regional se solidarizó con las familias de las víctimas, con los compañeros de trabajo, con los estudiantes, que padecen las consecuencias de la represión indiscriminada.

“A la vez que les participo nuestra preocupación por la violencia que se ha desatado en varios estados, pensemos que en los saqueos que llevan a la destrucción los más perjudicados son los más pobres porque mañana no tienen su lugar de costumbre para comprar”.

El obispo de Margarita expresó el anhelo de unirse al sentimiento de las personas, ante las tremendas necesidades que existen y entre las que citó el hambre, la escasez de medicina, el desorden público, la falta de servicios, que ocasionan perjuicio a la vida diaria, que generan incertidumbre y miedo en el corazón de las personas.

Dijo que la Iglesia percibe que ello no ha disminuido la exigencia de los derechos, sino que más bien, ha alentado a muchos otros a exigir un cambio en la situación.

Ante esa situación, pidió rechazar la violencia en cualquiera de sus formas. “Le pido a los margariteños que el que quiera tiene derecho a protestar, pero debemos ser pacíficos, debemos ser personas que amemos la paz, que nuestra respuesta no manifieste la indignidad de la persona, la protesta violenta genera odios, venganzas, por tanto no debemos celebrarlas ni divulgarlas”, expresó.

Foto de D. Guedez
Dexcy Guédez González

dexcy.guedez@elnorte.com.ve
Egresado de la Universidad del Zulia como Licenciado en Comunicación Social mención Periodismo Audiovisual. Corresponsal de El Norte desde 1999, y de Unión Radio. Nativo de Maracaibo estado Zulia.

Publicidad!