Publicidad!

Ante la cercanía de la época de decembrina, especialistas aseguran que tanto el sector público como privado no están en condiciones de abastecer los anaqueles con rubros que no son considerados como “prioritarios” por lo que la escasez podría rondar el 40%

Los anaqueles lucían repletos con la mercancía “del momento”, al tiempo que muchas personas entraban y salían del establecimiento con el interés de llevarse hasta más de una prenda de vestir sin regatear o quejarse del costo.

Con la ganancia de un día se podían costear los servicios públicos de todo un mes y el dinero siempre acompañaba el bolsillo de quienes se encargaban del negocio que lleva más de una década con sus puertas abiertas al público.

La escena no cita las líneas de un relato de ficción. Por el contrario, es parte de la vivencia y del recuerdo del comerciante barcelonés Eduardo Bogarín, quien con cierta tristeza rememora tiempos más prósperos para su entorno laboral hace cuatro años.

El encargado de la tienda El Brasilero, ubicada en el bulevar 5 de Julio de la capital anzoatiguense, manifiesta su preocupación por la caída de las ventas pero también porque cada vez le es más difícil reponer la mercancía de su inventario.

Las quejas que expresa Bogarín son solo una pequeña réplica del sentir de cientos de vendedores de la entidad, quienes al unísono denuncian la imposibilidad que tienen para acceder a las llamadas “divisas preferenciales”.

Y es que ante la crisis económica y la paralización de industrias de manufacturas nacionales, este sector económico necesita acceso a estos dólares para poder traer del extranjero artículos como ropa y calzado, los cuales no entran dentro de la categoría de “primordiales”.

Pero la crisis de importaciones no es un tema exclusivo del estado Anzoátegui. De hecho, algunos economistas advierten que recrudecerá en todo el país durante el último trimestre del año gracias a tres medidas concretas que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro tomó durante el primer semestre de 2016.

El economista Asdrúbal Oliveros asegura que las importaciones en el país cayeron 45% entre enero y julio en relación al mismo período del año pasado, esto gracias a la intención del Ejecutivo nacional de poner control al gasto de dólares.

Los importadores de Nueva Esparta, destacan contradicciones en Ley de Aduanas. Dexcy Guédez

Oliveros, quien es socio y presidente de la firma Ecoanalítica, explica que al país están entrando apenas 25 mil millones de dólares al mes por la renta petrolera, mientras que el gasto mensual alcanza los $ 40 mil millones.

Añade que este déficit de 15 mil millones es la “piedra de tranca” para la fluidez del comercio, y que se convertirá en el talón de Aquiles para la compra de mercancía y materias primas en el extranjero por lo que resta del año.

“Esto es sumamente grave, tomando en cuenta que la industria de la manufactura en Venezuela solo trabaja a 35% de su capacidad, los precios crecen hasta 30% intermensualmente y no estamos en capacidad de sustituir la oferta externa por la interna”, comenta Oliveros.

Al respecto, el especialista insiste que este particular representa el pilar que mantiene en pie la escasez en todos los niveles y sectores económicos del país, situación que cree empeora porque el poder adquisitivo perdió 30% de su valor en los últimos seis meses pese a los aumentos salariales.

El presidente de Ecoanalítica destaca que el Gobierno venezolano liquidó ciertos activos como el oro nacional para tener mayor liquidez de dinero en el Banco Central de Venezuela (BCV), además de que logró algunas mejoras de pago con China para también tener mayor flujo de caja.

“Y aunque todo esto se hizo, el problema sigue allí. El caso del oro, que alguna vez representó 70% de nuestras reservas internacionales y ahora solo es un 40%, es grave porque empeñaron ese patrimonio nacional”, señala Oliveros.

Sobre el tema, el también economista José Guerra señala que el Producto Interno Bruto (PIB) del país caerá cerca de 11,3 % a fin de año, indicador que califica como “catastrófico” porque mientras menos producción haya, menos ingresos tendremos.

Subraya que es la primera vez en la historia de Venezuela que el PIB supera el 10% en lo negativo, y sostiene que desde el Gobierno nacional no terminan de entender que las importaciones no son la solución a la crisis.

“Aquí se tiene que producir pero nadie parece entenderlo. En diciembre habrá una escasez importante de rubros propios de la época y será altamente visible porque no hay dinero para comprarlos afuera ni quien los fabrique en la nación”, predice Guerra.

Asimismo, el catedrático universitario afirma que en el país no hay dólares porque no hemos ahorrado dinero. “No tenemos divisas porque, entre otras cosas, aún estamos pagando deudas viejas, como las que tenemos con la República de China desde hace años”, finaliza Guerra.

Más afectados
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Wael Raad, admite que los economistas más o menos tienen una visión del panorama económico del país. Sin embargo, opina que se han quedado “cortos” en cuanto a estimaciones como con la inflación.

“En 2015 dijeron que la inflación cerraría en 170% y no fue así, y ahora aseguran que el índice inflacionario rozará 200% pero todos sabemos que esas cifras nunca son reales y se multiplican muchísimo”, expresa Raad.

El titular de la Cámara de Comercio barcelonesa estimó que para la época decembrina las ventas caerán cerca de 30% por el tema de la escasez de productos, aunado al desplome del poder adquisitivo de los consumidores.

Puntualiza que sostuvieron cuatro reuniones con la Corporación de Abastecimiento del estado Anzoátegui cuando Miguel Pérez Abad era el titular del Ministerio del Poder Popular para el Comercio
“A eso no se le hizo más seguimiento. Una de las alternativas que nos dieron durante los encuentros fue que alentáramos a los proveedores internacionales a abrir cuentas en bolívares pero esa opción es inviable”, recuerda Raad.

Precisa que los 760 afiliados a este gremio capitalino no tienen acceso al dólar a Tasa de Cambio Flotante (Dicom) la cual hasta el 23 de septiembre de 2016 se cotizó a Bs. 654,1908 por unidad, y los cuales son ofertas a través de una subasta.

El equipo reporteril del diario El Norte intentó contactar al presidente de la Cámara de Comercio de Puerto La Cruz, Vicente Staplezco, para conocer la situación de la escasez de productos en la segunda ciudad más poblada de Anzoátegui, pero no fue posible.

Inversión multimillonaria

En el año 2014 se invirtieron 500 millones de dólares para la construcción de un terminal de containers en el Puerto de La Guaira, en el estado Vargas. Pese a esto, el lugar está abandonado, según el profesor Miguel López, especialista en Marina Mercante.

 

Paúl Rivas González
[email protected]

Publicidad!