Recogen los desechos que botan de las fuentes de soda, los secan y luego los embolsan para la venta

Ahora no solo los bachaqueros lo hacen, sino los indigentes también. Reciclar la borra de café para comercializarla de nuevo, se ha convertido en una forma de ganar dinero.

Así lo manifestó el supervisor agregado de la Policía del municipio Sotillo (Polisotillo), Leoner Santaella, quien manifestó que el lunes pasado fueron sorprendidas seis personas, entre ellos una mujer, en estado de indigencia, dentro del edificio abandonado del Ministerio de Energía y Minas, ubicado en la calle Freites en Puerto La Cruz.

El funcionario explicó que estas personas recogen estos desechos que botan de las fuentes de soda u otros comercios y se los llevan hasta el edificio, lo extienden en el techo y lo dejan asoleando varias horas, para después colocarlos en bolsitas.

Precisó que la borra del café es vendida en el mercado municipal de Puerto La Cruz en mil y hasta 2 mil bolívares.

Recalcó que estos ciudadanos fueron retenidos, pero luego puestos en libertad pues no se le dio curso a la investigación.

Santaella expresó que continúan realizando jornadas de supervisión y patrullaje en esta zona, así como en las instalaciones del Banco Banesco ubicado en el casco central porteño, donde al caer la noche estas personas hacen de estos espacios un dormitorio, “seguimos en la calle haciendo el trabajo”, dijo.

Preocupación

La concejal y presidenta de la comisión de Seguridad Ciudadana en el municipio Juan Antonio Sotillo, Dubraska Pérez exhortó a los cuerpos de seguridad a encender las alarmas y monitorear esta situación.

La edil ve con preocupación que se estén comercializando productos que no tengan registro sanitario.

Zorymar Medina
[email protected]