Publicidad!

El consumo de yuca de tipo amarga terminó con la vida de Ángel Darío Luces de 41 años.

El hombre, que vivía en el sector Morichal Largo del municipio Freites, ingresó en búsqueda de ayuda médica la noche del viernes al hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, luego de presentar los síntomas de intoxicación, pero a los pocos minutos murió.

Luces optó por almorzar el tubérculo. Según familiares, llegó a casa con una bolsa del alimento, que aparentemente había sacado de un saco, por lo que se presume, no hubo quien le advirtiera que la yuca era tóxica.

Es la segunda muerte por envenenamiento con la raíz en lo que va de marzo.

El sábado pasado, tres personas resultaron intoxicadas en el sector Valles de San Diego en la zona rural del municipio Sotillo, de las cuales una no resistió el envenenamiento y perdió la vida, tras ingresar a la emergencia del hospital Dr. Luis Razetti de Barcelona. Se trató de una adolescente.

 

Redacción

Publicidad!