Entre cinco y seis denuncias de agresiones a féminas son recibidas en el Instituto Municipal de la Mujer (Inmujer) en Sotillo.

Así lo señaló la presidenta de la organización, Ligia Salazar, quien destacó que la mayoría de estos casos provienen de las zonas alta y rural de Puerto La Cruz.

La directivo destacó que en lo que va de año han sido atendidas un total de 118 denuncias, de las cuales 66 se registraron en los últimos tres meses del año.

Salazar expresó que la asesora legal de Inmujer es la encargada de hacerle seguimiento a todos estos casos, “mantenemos la supervisión hasta que los expedientes son remitidos a Fiscalía”, explicó la representante del ente.

La vocera manifestó que durante la espera la Fiscalía está en el deber de emitir una orden de caución, con el fin de que el agresor no atente nuevamente contra su víctima.

“Siempre buscamos la forma de proteger a las mujeres. No las dejamos solas”, agregó.

Según sostuvo Salazar, en Puerto La Cruz no cuentan con una casa de abrigo para llevar a las féminas, sin embargo, y aunque no reveló la dirección por seguridad, sí refirió que en el estado Anzoátegui existe una sede para recibir a mujeres con signos de maltrato.

Inclusión

La vocera señaló que están involucrando a las féminas en la producción y recalcó que están visitando las comunidades para orientar e incluir a a todo el gremio en actividades por medio de las cuales generen ingresos.

“Dictamos charlas para que aprendan a hacer productos de limpieza y así como esté hacemos muchos más”, dijo.

La responsable de Inmujer en Sotillo manifestó que cuentan con una sede que lleva el nombre de Casa de la Familia Bolivariana, situada en Cuevas de Guanire en Puerto La Cruz, donde también dan estas asesorías.

Zorymar Medina
[email protected]