El deseo de contar con servicios básicos de calidad se desvanece para los habitantes de ciertos sectores de la zona norte del estado Anzoátegui.

Para muchos, el acceso a las bombonas de gas doméstico, por ejemplo, se hace cada vez más cuesta arriba.

Y no se trata de un problema de poder adquisitivo. Se trata más bien de la imposibilidad de los distribuidores de entrar a determinadas comunidades.

¿La razón? Quienes llevan el gas natural a miles de hogares, alegan que adentrarse en algunos sectores pone en riesgo sus vidas.

El equipo reporteril del diario El Norte recogió algunas denuncias de quienes tienen la labor de llevar el productos a hogares anzoatiguenses.

El encargado de Inversiones Gastel, local ubicado en el sector El Paraíso en Puerto La Cruz y quien prefirió no revelar su identidad, comentó que es difícil entrar en determinadas barriadas.

Mencionó los casos de Bello Monte, Las Charas, Cruz Verde, San Diego, entre otros en el municipio Sotillo.

“Si pasas con el camión estás a expensas de que te roben desde el carro hasta las bombonas”, añadió el informante.

Un distribuidor informal de la calle principal de Bello Monte, quien se identificó como Arnaldo Gómez, indicó que dejó de vender el gas de casa en casa por la inseguridad.

“Tengo más de un año con esta modalidad. Quien está interesado, viene a la casa y desde aquí se llevan el gas”, dijo.

Pero los más afectados, a fin de cuentas, son los usuarios, quienes deben movilizarse por largas distancias para poder encontrar el gas.

La señora Camelia Vásquez, residente del sector Valle Verde en Puerto La Cruz, aseguró que en diciembre pasó 20 días sin la bombona de gas que necesita para preparar alimentos en su casa.

“No hubo forma de que la pudiese comprar porque no tenía cómo ir a otro lugar a adquirirla”, se quejó el ama de casa.

Destacó que durante ese período tuvo que preparar alimentos en casa de otros familiares e incluso vecinos.

En Barcelona
En Barcelona, la situación no está tan lejos de la realidad que sufren los residentes de Puerto La Cruz, de acuerdo a los habitantes de la capital anzoatiguense.

Roberto Pérez, habitante del sector dos de Tronconal III, denunció que los camioneros ya no pasan como antes.

Agregó que a veces pasan algunos, pero estos cobran hasta Bs. 5 mil por una bombona, cuando el costo es de Bs. 600.

“Entendemos que ellos están en riesgo por la inseguridad pero el Gobierno debe tomar medidas que los protejan y que nos permitan tener acceso al gas”, sentenció.

 

Paúl Rivas González
[email protected]