Un grupo de policías de Sotillo (Polisotillo), intentó desalojar a 23 familias residenciadas desde hace cinco años en el edificio Rosalina en Puerto La Cruz.

La orden fue emitida por el Tribunal Supremo de Justicia en la entidad, al demostrarse que este grupo de personas invadió de manera ilegal el espacio, así lo aseguró el dueño del inmueble Carlos Brunings.

“Este edificio hace cinco años fue invadido y nosotros colocamos la denuncia ante la Fiscalía. El año pasado el juzgado determinó que estas personas debían desalojar el espacio pero ellos se niegan”, relató.

Expresó que agotarán las medidas legales para desocupar el edificio que heredó de su padre.
“Ellos aseguran que mi papá les donó el inmueble pero eso es falso”, reseñó.

Otra versión
Por su parte el abogado que representa a las familias residenciadas en el edificio, el cual prefirió no revelar su nombre, aseveró que existe una medida de amparo que prohíbe el desalojo de estas personas del establecimiento.

“El 8 de abril el tribunal emitió un amparo a favor de los habitantes en el cual se establece que no los pueden sacar del inmueble”, puntualizó.
Enfatizó que los residentes del edificio se rehúsan a abandonar el lugar, pues cuentan con la aprobación del tribunal.

Arlen García, una de las afectadas, destacó que hace cinco años este espacio se encontraba abandonado, sin contar con que fueron estafados con una supuesta venta del inmueble.
“Nosotros pagábamos mensualmente una cuota por el edificio, por eso cuando descubrimos la estafa y nos dimos cuenta que el edificio estaba abandonado decidimos ingresar y quedarnos. Ya que ninguna de las personas que vivimos actualmente acá tiene otra vivienda donde vivir”, dijo.

Kenlibeth Fernández
[email protected]