“El tiempo de la victoria ha llegado y las operaciones para liberar Mosul han empezado”, declaró primer ministro iraquí


Las fuerzas iraquíes lanzaron este lunes la ofensiva para reconquistar la ciudad de Mosul, la segunda más importante del país y bastión del grupo Estado Islámico en Irak, una batalla que Estados Unidos considera decisiva en la lucha contra los yihadistas.

Tras el anuncio del inicio de la ofensiva, la ONU expresó su “preocupación” por los 1,5 millones de personas que viven en Mosul, ciudad aislada del mundo.

Muchas “familias se enfrentan a un riesgo extremo de verse en medio del fuego cruzado o ser apuntadas por francotiradores”, declaró Stephen O’Brien, vicesecretario general para Asuntos Humanitarios y Asistencia de Emergencia de la ONU.

El primer ministro iraquí Haider al Abadi anunció el inicio de la ofensiva en un discurso difundido el lunes por la televisión.

“La hora de la victoria ha llegado y las operaciones para liberar Mosul han empezado”, declaró el primer ministro.

Tras el anuncio, una columna de vehículos blindados se puso en marcha hacia Mosul, desde una posición situada a 45 km de la gran ciudad del norte de Irak.

“Este es un momento decisivo en la campaña para infligirle una derrota duradera al EI”, señaló por su parte en un comunicado el secretario de Defensa de Estados Unidos Ashton Carter.

Larga batalla 

El jefe del gobierno iraquí no dio precisiones sobre las operaciones militares lanzadas el lunes, pero según los expertos, antes del comienzo de los combates callejeros, la primera etapa consistirá en sitiar completamente la ciudad.

Los yihadistas en Mosul, entre 3 mil 500 y 4 mil, están fuertemente armados y tuvieron tiempo suficiente para preparar la defensa de la ciudad.

AFP
[email protected]