El extranjero anunciado por los navales es un base que procede de la Liga Pro A de Francia. Se puede desempeñar como armador y como escolta lanzador


El base Isaiah Swann fue confirmado ayer como el primer importado de Marinos de Anzoátegui para la temporada 2017 de la Liga Profesional de Baloncesto, cuyo juego inaugural será el 24 de febrero en Caracas.

La capacidad de Swann para cumplir con suficiencia las posiciones de armador y base lanzador fueron determinantes para su elección, de acuerdo con lo informado por el entrenador del Acorazado Oriental, Ronald Guillén.

Swann, de 32 años y nativo de Maryland, procede de la Liga Pro A del baloncesto francés, donde defendió los colores de Cholet, en el que figuró con registros de 13,1 puntos, 3,0 rebotes, 2,8 asistencias y un robusto porcentaje de acierto de 39,8 en lanzamientos de tres puntos.

También cuenta con sólidas pasantías en las ligas de Italia, Israel, Alemania y la Liga de Desarrollo de la NBA.

“Es solvente, ayudará a descansar a Jesús Centeno. Tiene buena ofensiva y su experiencia en ligas exigentes cubre las necesidades de lo que estabamos buscando”, dijo el timonel de los navales al respecto.

El plan de Guillén es abrir una vacante como tercer piloto a los jóvenes que proceden del equipo filial TNT (Transformación de Nuevos Talentos).

Swann llegará hoy a Estados Unidos a iniciar el trámite de su visado para incorporarse al equipo anzoatiguense.

“Ha estado en varias ligas del mundo y viene de ser rival de nuestro armador Grégory Vargas en Francia. Es un buen anotador”, consideró Gianni Patino, gerente deportivo de Marinos.

Patino destacó que en las próximas horas se dará a conocer el nombre del segundo importado del equipo náutico, una vez que finiquiten algunos detalles contractuales.

Se trata de un jugador interno que puede desempeñarse en las posiciones de ala-pívot y centro, mientras la liga oficializa la cantidad de importados con los que se jugará en esta campaña.

Soltando los músculos

Luego de una exigente tanda de entrenamiento matutino, en el que tocaron la parte técnico-táctica, el plantel del equipo de Anzoátegui se dedicó en la práctica vespertina a entonar la musculatura en el gimnasio bajos las directrices del preparador físico Samir Benedetto.

Una vez concluida la sesión de pesas en un conocido gimnasio de Lechería, los jugadores del Acorazado fueron divididos en dos grupos sobre el tablón del gimnasio Luis Ramos.

Esos grupos, bajo la supervisión de Guillén, Benedetto y del asistente técnico José Luis Fernández, realizaron una sesión de lanzamiento, a objeto de soltar las cargas acumuladas durante la pretemporada.

Para hoy, el plantel trabajará nuevamente a doble turno en el gimnasio del Complejo Deportivo Libertador Simón Bolívar, para que los jugadores sigan familiarizándose con la pretensión de los sistemas defensivos y ofensivos del cuerpo técnico.

Marinos saltará a la cancha mañana y el jueves en Caripito, Monagas, en serie de pretemporada contra Gigantes de Guayana.

León Aguilar
[email protected]