Un rechinar de cauchos alarmó, la mañana de ayer, a pacientes y familiares del hospital Luis Razetti en Barcelona.

Con apuro, el chofer se bajó del carro marca Kia de color rojo; traía una noticia: una joven estaba dando a luz dentro del vehículo.

El reloj marcaba las 8:05 de la mañana, cuando el llanto de una bebé se escuchó frente al área de emergencia del nosocomio barcelonés.

Lourdes Canache, madre de la niña, indicó que los dolores de parto le comenzaron horas antes, pero no le dio tiempo llegar al centro de salud.

“A mi bebé le pondré por nombre Lorena Isabella”, reveló la joven.
Canache, quien es habitante del municipio Píritu, tiene 24 años de edad y la niña es su tercera hija.

Personal médico del hospital ayudó a la dama a dar a luz dentro del carro. “Teníamos que atenderla rápido porque las dilataciones eran fuertes”, señaló una enfermera.

Tanto la mamá como la niña se encuentran en excelente estado de salud.

Patricia Aponte
[email protected]