Publicidad!

Cicpc se encuentra realizando averiguaciones para determinar el móvil del homicidio


Hasta el momento el ajuste de cuentas es manejado como hipótesis principal.  Juan González
Hasta el momento el ajuste de cuentas es manejado como hipótesis principal. Juan González

“Hijo lindo, mi niño por qué te hicieron esto, te quería de vuelta hoy en la casa pero no en un ataúd”,  fueron las palabras pronunciadas entre lagrimas por María Domínguez,  mientras aguardaba por la entrega del cuerpo de su hijo en las inmediaciones de la morgue del hospital  Luis Razetti de Barcelona.

Jesús Alberto Suárez Domínguez, de 23 años de edad, fue encontrado ahorcado la mañana del día de ayer en los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barcelona.

Según se pudo conocer el joven fue estrangulado por sus compañeros de celda la noche del pasado miércoles. Familiares señalaron que este había sido golpeado contra los barrotes para posteriormente provocarle la muerte por asfixia mecánica con una sábana.

Los hechos

Geovaldo Domínguez, tío de la víctima, relató que el pasado viernes 28 de octubre, funcionarios pertenecientes a la Policía Municipal de Barcelona, irrumpieron en la vivienda de la madre del occiso en la búsqueda de un primo llamado Ender Gómez, quien reside junto a ellos, y sin presentar ninguna orden judicial le dijeron a sus sobrinos que se levantaran y se vistieran rápido que estaban detenidos.

Domínguez indicó que los funcionarios llegaron a la residencia ubicada en el sector Barrio Lindo de Barcelona, vestidos de civil y que los  muchachos fueron sacados a la fuerza sin ningún motivo de su casa, ya que se encontraban durmiendo con sus respectivas parejas, desde ese día quedaron detenidos en los calabozos del Cicpc-Barcelona.

El Polianaco señaló que desde que supieron de la detención de los jóvenes todos los días iban a la sede del ente policial y a la fiscalía a pedir que se les explicaran los motivos y de que se les estaba imputando, destacó que el pasado miércoles les habían confirmado que el día de ayer los muchachos quedarían en libertad, puesto que no tenían ningún delito que atribuirles.

Extraoficialmente se pudo conocer que el occiso se encontraba solicitado  por el Tribunal de Control Nº 2 por el delito de robo, así como que su primo había tenido problemas con un funcionario de Polibolívar que le habría efectuado unos disparos.

En detalle
Jesús Alberto Suárez Domínguez tenía  23 años de edad, estaba casado y dejó tres hijos en orfandad. Trabajaba desde hace dos años como mecánico en un taller ubicado en el sector Colinas del Neverí.

Era el séptimo de ocho hermanos. Familiares  se encuentran en la espera de que el joven detenido con él salga en libertad para conocer lo que realmente sucedió.

Jakelin Cotorett
[email protected]

Publicidad!