El cantante canadiense Justin Bieber golpeó la noche de este martes a un admirador que le tocó la cara metiendo la mano por la ventana de su vehículo cuando el artista se dirigía al Palau Sant Jordi de Barcelona, en España, donde ofreció un concierto.

Según se aprecia en varias imágenes difundidas en las redes sociales, Bieber se encontraba solo en la parte de atrás del automóvil, que marchaba a poca velocidad ante la presencia de numerosos seguidores del canadiense en las inmediaciones del recinto donde actuó.

Aprovechando que el cantante iba con el cristal de la ventanilla bajado, uno de ellos introdujo el brazo para tocar a su ídolo, y este respondió con un rápido puñetazo que impactó en el rostro del admirador.

El agredido, con el labio ensangrentado, comentó después, en tono de incredulidad: “Le he tocado la cara y me ha pegado un puñetazo”.

Justin Bieber reunió en el Palau Sant Jordi a unos 18 mil seguidores en la que ha sido la primera parada española de la gira “Purpuse World Tour” que también llegará a Madrid.

EFE.