Los rivales, aunque son fuertes, no tienen un historial positivo ante los que ocupan el 1-2 de la ATP

Andy Murray y Novak Djokovic tendrán que eliminar hoy respectivamente a Milos Raonic y a Kei Nishikori para medirse la final del Másters de tenis Londres, con el nº1 mundial en juego.

No hay recuerdo de la última vez en que el tenis estuvo tan cerca de presenciar un último partido de la temporada tan decisivo. Tanto el británico Murray como el serbio Djokovic, llegan invictos a las semifinales y como claros favoritos.

Eso, sin contar la forma espléndida del número uno mundial, que desde que se anotó su segundo Wimbledon en julio, se llevó su segunda medalla de oro olímpica en los Juegos de Río, y los últimos cuatro torneos antes del Másters, que cierra la temporada con los ocho mejores.

Si Djokovic llega más lejos en Londres, recuperará el número uno mundial y acabará la temporada en lo más alto por tercer año corrido. En cambio, si ambos cayeran en la penúltima instancia, Murray conservaría el trono, a menos que presentara peor diferencia entre juegos ganados y perdidos en primera fase.

A sus 29 años, hacía cuatro que Murray no llegaba hasta unas semifinales en las que contará con el apoyo fervoroso de su público en el pabellón O2, el recinto futurista del oeste de la capital británica.

“Pase lo que pase este fin de semana, podemos mirar al año que dejamos atrás y estar muy orgullosos de lo que hemos hecho como familia”, dijo Murray, a la espera de lo que ocurra hoy y mañana.

Casi imbatible

Djokovic, que en este final de año ha mostrado los primeros signos de flaqueza en mucho tiempo, es un adversario temible en Londres: se alzó con los últimos cuatro Másters y ha batido a Nishikori en 10 de las 12 ocasiones en que se han medido. En su recorrido en Londres, Djokovic batió al austríaco Dominic Thiem, a Raonic, y al francés Gael Monfils.

AFP
[email protected]