Publicidad!

Las empresas especializadas en ciencia y tecnología llevan la batuta a nivel mundial cuando de ecología se refiere. De acuerdo a la revista Newsweek, que realiza el ranking de marcas “más verdes” del planeta todos los años, la norteamericana Biogen Inc, que trabaja en la investigación de enfermedades como la esclerosis múltiple y la leucemia lidera la lista


La dinámica del mundo en que vivimos hoy en día, eleva la barra cada vez más alto e impone una serie de retos a las grandes corporaciones del mundo, quienes se mantienen en una constante carrera hacia la excelencia.

Por eso es que el término “marketing” parece ser un sinónimo de competitividad, razón por la que muchos apuestan todas sus fichas para ganar espacio en el mercado e ir refinando sus estrategias de posicionamiento.

La industria no parece tener freno, y aunque las innovaciones y mejoras son aplaudidas por muchos consumidores, durante la carrera por el éxito, estas grandes organizaciones tienden a dejar una gran estela de contaminación, la cual podría ser irreversible si no se toman medidas.

¿Pero qué pasa cuando todos los titanes se enfrentan y la pelea por la cima se intensifica cada minuto? De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) las industrias son responsables del 80 % de la contaminación del aire.

De acuerdo al último informe sobre la atmósfera y el oxígeno que publicó la OMS en marzo de 2014, cerca de 7 millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades relacionadas con el aire contaminado.

Cortesía
Cortesía

En Venezuela, la dinámica de los negocios ha sido sacudida por otro aspecto, que si bien no es nocivo para la salud, ha obligado a muchas marcas a tomar medidas que se muestran amigables con la naturaleza.

Y cuando el mercado donde estos productos buscan asentarse empieza a tambalearse y se muestra muy vulnerable para la inversión y los propósitos corporativos de cada quien, reinventarse parece ser la mejor alternativa.

O al menos es esa la posición del estratega corporativo Gabriel Patrizzi, citado por el diario El Mundo, quien considera conveniente apostar por el tema ecológico en tiempos en los que la crisis ataca aspectos como la compra de insumos y los presupuestos publicitarios.

Para Patrizzi, asociar la marca con una intención social siempre será recibido de forma positiva por el entorno, por lo que se debe manejar un mensaje bastante preciso, orientado a la intención de la acción.

reciclajeUna posición similar tiene Tomás Castellano, especialista en Publicidad y Mercadeo, quien asegura que si bien existe la responsabilidad social empresarial, muchas de estas industrias nacionales están apelando a la reducción de costos por la crisis económica.

“Para nadie es un secreto que en Venezuela existe una notable escasez, y los empresarios optan por la creatividad para mantenerse y seguir existiendo. Lo que más cuesta conseguir son las tintas, barnices y fijadores para empaques de la industria alimenticia”, sostiene Castellanos.

Expone el caso de los productos de la empresa Kellog´s como el cambio más notorio en los últimos meses, en los que las tradicionales cajas de color blanco o azul pasaron a ser unas de un cartón crudo por poca tinta.
Castellanos también evalúa de forma positiva el hecho de que estas corporaciones tomen el camino de la ecología para paliar la crisis, haciendo énfasis en que siempre el tema de la conversación es bien recibido.

“De esta forma es posible dar a conocer factores de nuestra cultura, identidad e imagen corporativa, los cuales estarán asociados al tema de la ecología y nos harán tener una mejor percepción en el público”, sostiene Castellanos.

reciclajeEl ambientalista Alejandro Álvarez opina que en medio de la crisis los empresarios pueden aprender otras nociones y se pueden convertir en personas más responsables al momento de recurrir a la estrategia ecológica.

Cree que al estar forzados a implementar estas estrategias se convierten en más sensibles con el tema, y una vez que se termine la dificultad inicial que obligó a tomar la decisión, se pueda mantener algunas de estas prácticas.

Empresas ecológicas de Venezuela

Aunque en Venezuela no se tiene un ranking de empresas ecológicas, organizaciones como Empresas Polar, Banesco, Digitel y Cines Unidos han dado pie a planes de educación y ejecución de proyectos eco sostenibles en el país, de acuerdo al diario El Mundo.

Rubén Gracía
Rubén Gracía

Paúl Rivas González
[email protected]

Publicidad!