La Federación Venezolana de Diabetes estima que, para el año 2030, más de 2 millones 900 mil personas sufrirán este mal


La diabetes es una enfermedad crónica, irreversible y progresiva que se produce cuando el cuerpo pierde su capacidad de producir insulina o de utilizarla de manera eficaz. Para el año 2015, en Venezuela se reportaron más de un millón 700 mil casos.

Así lo expuso la Dra. Karla Rivas, médico internista endocrinólogo del Centro Médico de Caracas, con motivo a celebrarse el 14 de noviembre el Día Mundial Contra la Diabetes.

“La diabetes puede ser de tipo 1, 2 o gestacional. Las causas varían según su clasificación. Si es tipo 1, se ocasiona por la destrucción de las células productoras de insulina del páncreas, lo que conlleva a un déficit total de la hormona. En el caso de la tipo 2, se produce por la pérdida progresiva de su producción”, explicó.

Existen diversos factores de riesgo que inciden en el desarrollo de la diabetes, siendo los principales la obesidad, el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios. “Además, otras enfermedades crónicas como hipertensión y dislipidemia, mujeres con antecedentes de diabetes gestacional, uso de glucocorticoides, tiazidas y algunos retrovirales”, agregó.

Las precarias condiciones de salud, sociales y económicas por las que atraviesa Venezuela han  dificultado las posibilidades de tratamientos. La galena advirtió que la falta de medicamentos podría ocasionar para los pacientes complicaciones mortales. “La cetoacidosis y estado hiperosmolar son complicaciones agudas que si no se manejan de manera urgente el paciente fallece. Y existen además las complicaciones crónicas que aumentan el riesgo cardiovascular para causar infartos o ACV”.

Como medidas preventivas, la Dra. Rivas insistió en una dieta sana de tres comidas y dos meriendas al día que incluya vegetales y frutas, consumir ácidos grasos poliinsaturados que son beneficiosos para tener células jóvenes y sanas, hacer ejercicios, no fumar y evitar el consumo excesivo de alcohol.

Redacción