Publicidad!

Muchas personas son devotas de la Divina Pastora de Barquisimeto. Diversos testimonios hacen culto a esta aparición mariana. La tradición de venerar a dicha divinidad permanece vigente hoy en día siendo parte del calor del pueblo larense.

Un conocido medio de comunicación venezolano conversó con un “eterno devoto” de la Divina Pastora en su residencia, el maestro Villalón.

El maestro dijo que su madre le enseñó a amar a la Divina Pastora y serle fiel en su procesión cada 14 de enero. Aunado a esta creencia proveniente de su progenitora, Villalón incrementó su fe cuando su madre enfermó de un cáncer y pidió a la Virgen su ayuda y ésta le concedió el favor.

“Desde ese momento, confiesa que cada vez que tiene la oportunidad de plasmar con su arte a la pastora lo hace con mucho amor y cariño por la Madre de Dios. El reto de asumir la creación de un mural de más de 60 metros de longitud lo asumió con gallardía y puso en cada escena del mural el sentir de un pueblo”.

Redacción El Norte
Publicidad!