Los remedios de la abuela no son solo “cosas de viejos”. En tiempos en los que conseguir la más básica de las medicinas se ha convertido en cuestiones del alzar la naturaleza brinda opciones para conseguir alivio a muchas dolencias.

Unas hojitas por aquí, unas ramitas por allá… un chorrito de aceite, o unas pencas de zábila; son algunos de los ingredientes de esos remedios populares y aquí le presentamos algunas de las recetas mejor guardadas de la sabiduría de generaciones pasadas. Eso sí, recuerde que siempre debe consultar a su médico y evitar automedicarse al presentar cualquier enfermedad.

Para dejar de fumar:

Cortesía
Cortesía

Realizar una cura de ajos crudos que consiste en consumir 2 ajos crudos en ayunas, dos más, junto a  una taza de jugo de limón, antes de comer la comida principal y 2 antes de la cena.  No efectuar si se sufre de presión baja o si se está tomando medicamentos anticoagulantes.

Para la pérdida auditiva o sordera:

Macerar en un litro de agua por 12 horas. 300 gramos de cebolla y beber 3 vasos al día.   Igualmente, introducir, una vez al día, varias gotas de este jugo en cada canal auditivo.

Para la vaginosis bacteriana:

La leche y el alcanfor son una buena combinación para bacteriana vaginosis. Alcanfor tiene antiséptico poder que mata los gérmenes y la leche limpia el lugar intensamente y con eficacia. La leche también mejora la textura de la piel suministro de una nutrición adecuada a la piel.

Para las náuseas en el embarazo:

Cortesía
Cortesía

Verter una cucharada de manzanilla en una taza de agua que esté hirviendo.  Cubrir y dejar refrescar.  Colar y tomar una taza con galletas de soda.

Para cálculos renales:

Hervir, durante 10 minutos, la barba de 7 mazorcas de maíz en medio litro de agua. Colar y beber a diario. Para eliminar arenillas y cálculos, se debe beber 1 taza de jugo de berro dos veces al día.

Para curar la rinitis alérgica:

Cortesía
Cortesía

Puede preparar un poco de solución de agua salada y luego lavar toda la nariz para limpiar los objetos extraños. También, aumentar la ingesta de fresas en forma regular para obtener resultados adecuados.

Para la depresión:

Verter 2 cucharadas de toronjil en un vaso de leche y hervir durante 5 minutos. Tomar 1 vaso diario. Un remedio natural consiste en comerse dos bananos bien maduros cada día y otro remedio de la abuela es el chocolate. La persona quien lo coma es difícil que esté deprimido.

Para los abscesos:

Aplique azúcar o miel para abrir las heridas y aliviar el dolor. Otra opción consiste en aplicar cataplasmas calientes de linaza molida para favorecer la maduración. Cuando el absceso se ponga blanco, será tiempo de apretarlo. Posteriormente lavar con té de manzanilla o de eucalipto.

Para piel seca:

Para limpiar la piel puede utilizar un par de cucharadas de leche caliente a la cual se le debe agregar unas gotas de aceite de oliva.  Se mezcla bien y se, con una bolita de algodón, se limpia el cutis con esta preparación.

Para la hipotensión:

Colocar bajo la lengua, una pizca de sal si es por primera vez que se tiene hipotensión. También puede tomar el jugo de una remolacha cruda diariamente para activar una presión sanguínea baja.

Para tratar el acné:

Cortesía
Cortesía

Aplicar una mascarilla con una cucharada de gel de áloe vera y miel, dejar que actúe por unos 25 minutos y enjuagar con agua tibia. Pruebe además diluir una parte de vinagre de manzana con una parte de agua. Con un paño de algodón para aplicar esta mezcla sobre la piel.

Para el pie de atleta:

Poner en un recipiente que contenga agua de mar los pies. Efectuar este remedio 2 veces al día (una por la mañana y otra por la tarde). Además tiene la opción de probar con una cucharada de bicarbonato sódico a un poco de agua tibia y mezclar hasta formar una pasta. Con ella, frotar con suavidad la zona afectada, enjuagar después y secar con cuidado.

Para la acidez estomacal:

Aunque fácilmente disponibles en los mercados, incluso se puede preparar en casa mezclando el gel con poca agua en una licuadora. Beber este jugo 20 minutos antes de las comidas para evitar el reflujo ácido. Si usted sufre de acidez, bebida ¼ taza de este jugo para ayudar a aliviar la sensación de ardor en el tracto digestivo.

Para dejar de roncar:

Mezclar un vaso de aceite de oliva y 50 gramos de ruda en un recipiente hermético. Dejar macerar durante dos semanas. Pasado ese tiempo, colar y guardar en un reciente oscuro. Aplicar, antes de dormir, sobre las aletas de la nariz, el cuello y la nuca.

Para dejar de morderse las uñas:

Cortesía
Cortesía

Recubrir las uñas con jugo de limón, untarlas con ajo o de otras sustancias de sabor amargo. Además, puede verter 2 cucharaditas de valeriana en una taza de agua que ésté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 1 taza de esta infusión al día. Este remedio es un calmante natural.

Para los vómitos:

Verter en una taza de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de semillas de comino y 1/2 de nuez moscada.  Dejar refrescar y beber una taza aún tibia a sorbos.

Para prevenir infartos:

Tomar un diente de ajo crudo a diario día acompañando las diferentes comidas (como ensaladas durante tres semanas cada 3-4 meses. Otro remedio es colocar 1 cucharadita de romero por 1 taza de agua caliente y beber una por la mañana y otra por la noche.

Cortesía
Cortesía

Para los ojos hinchados:

Colocar un pepino, previamente lavado, en el refrigerador. Pasado unos minutos y una vez frío, partir en rodajas y aplicar varias sobre la zona hinchada debajo de los ojos. Dejar puesto hasta que se calienten.

Redacción