Publicidad!

El 2 de mayo de 1519 falleció el pintor italiano Leonardo Da Vinci.

Considerado el paradigma del homo universalis, del sabio renacentista versado en todos los ámbitos del conocimiento humano, Leonardo da Vinci incursionó en campos tan variados como la aerodinámica, la hidráulica, la anatomía, la botánica, la pintura, la escultura y la arquitectura, entre otros.

En el plano artístico, Leonardo conformó, junto con Miguel Ángel y Rafael, la tríada de los grandes maestros del Cinquecento, y, pese a la parquedad de su obra, la historia de la pintura lo cuenta entre sus mayores genios.

Obras más destacadas

La Mona Lisa

Una de las composiciones más aclamadas es ‘La Gioconda’, más conocida como ‘La Mona Lisa’. Esta pintura es uno de los óleos más famosos del mundo. Sus dimensiones son de tan sólo 73 x 53 centímetros, y es que a pesar de ser sobradamente mostrada al público, la primera vez que se observa al natural sorprende por su reducido tamaño.

Cortesía
Cortesía

Su importancia reside en la nueva percepción de la profundidad, en un primer plano encontramos una misteriosa mujer que, a día de hoy, se sigue sin conocer su identidad y tras ella, un paisaje montañoso con un río, también muy discutido. Por último, la técnica empleada para su realización es el Sfumato, la cual le otorga estos distintos niveles al cuadro. Este estilo consiste en la difuminación de los trazos estructurados en varias capas.

La última cena

Otra de las grandes creaciones de este incomparable artista es ‘La última cena’. En ella se representa el bíblico momento en la que los apóstoles y Jesús de Nazaret están reunidos como vez previa al desenlace de la vida del mesías. Esta obra es un mural de enormes proporciones, 460 x 880 centímetros, realizada sobre la pared del convento de Santa Maria delle Grazie, en Milán.

Cortesía
Cortesía

Su elaboración no siguió los patrones corrientes para este tipo de construcción, sino que fue compuesta al temple, es decir, donde el disolvente utilizado es agua mezclado con materiales orgánicos, y óleo sobre dos capas de yeso. Este monumental diseño fue ejecutado entre los años 1495 y 1497, a la par que elaboraba otros trabajos.

El Hombre de Vitruvio

De mucho menor tamaño pero de igual valor simbólico, es el ‘Hombre de Vitruvio”. Este dibujo de 34,4 x 25,5 centímetros muestra las proporciones físicas del ser humano. Tanto en la parte superior como en la parte inferior se señalan una serie de dimensiones idílicas, no sólo para el cuerpo, sino también para la distancia que se abarca al andar o la envergadura de los brazos.

Cortesía
Cortesía

Este descubrimiento, junto con el estudio del cuerpo del hombre en aquella época, marcó uno de los grandes logros delRenacimiento. El boceto está inspirado en los patrones anotados y documentados por el arquitecto e ingeniero Marco Vitruvio en el siglo I a. C. A día de hoy podemos visitarlo en la Galería de la Academia de Venecia.

La Virgen de las Rocas

Cortesía
Cortesía

‘La virgen de las rocas’ fue hecha con la técnica de pintura al óleo sobre un tabla de madera. Como peculiaridad cabe destacar que se exponen dos modelos de esta composición y una tercera fue descubierta en el año 2005. Estas versiones muestran la Inmaculada Concepción, donde el elemento central es la Virgen con el Niño Jesús y dos ángeles. Las diferentes muestras se pueden visitar en el Museo Louvre de París y en la Galería nacional de Londres.

San Juan Bautista

Cortesía
Cortesía

Otro de los lienzos cumbres de este autor es el polémico ‘San Juan Bautista’, el cual tomó como modelo a su alumno Salai. Se ha especulado mucho sobre qué señala su mano, además, la sonrisa del personaje es igualmente ambigua a la que observamos en ‘La Gioconda’, lo cual, se cree, tiene un significado representativo. Fue creada entre 1508 y 1513 en óleo sobre madera.

Redacción web

Publicidad!