En el municipio Jesús Enrique Lossada, del estado Zulia, raptaron al mototaxista Derwis Benito Morales, de 20 años.

Lo llevaron a una trilla del sector Siete Minas y le desfiguraron su rostro con seis balazos y lo remataron con dos tiros en el pecho. Su cuerpo lo encontraron este martes en la mañana.

La policía se enteró del homicidio por una llamada anónima. Enviaron a una comisión, y tras confirmar el asesinato se acercaron los detectives del Cicp.

Hasta ahora investigan el crimen como una venganza. “Hubo saña cuando le dispararon al muchacho”, dijo una fuente policial.

José Benito Morales, padre del muchacho, declaró, en las afueras de la morgue forense: “yo tenía dos meses sin verlo, hasta donde yo sabía, él no tenía problemas con nadie”.

Unos allegados se toparon, el pasado lunes a las 7.00 de la noche, con el muchacho, en el sector Cuatro Bocas. No les expresó ninguna preocupación o molestia. Comentaron que lo percibieron como siempre, alegre.