La guerrilla comunista colombiana puso en libertad a dos de los guardias retenidos desde el 9 de noviembre


Los jóvenes fueron liberados en una zona rural de Arauca. AFP
Los jóvenes fueron liberados en una zona rural de Arauca. AFP

Dos soldados del Ejército colombiano secuestrados por la Farc fueron liberados ayer en una zona rural de Arauca, en Colombia, informó la misión que los recibió.

El organismo indicó en un comunicado, que los oficiales fueron entregados a una comición integrada por representantes de los gobiernoa de Cuba y Noruega, además de miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr).

Paulo César Rivera, de 24 años y Jonathan Andrés Díaz, de 23, habían sido retenidos por la guerrilla el domingo 9 de noviembre, tras combates cercanos a la localidad de Tame, Arauca.

Tras ser examinados por un médico que integraba la misión, los militares fueron llevados en un helicóptero con el emblema del Cicr hasta Tame, donde fueron entregados a representantes del Ejército.

“La participación del Cicr para facilitar esta liberación fue posible gracias a la aceptación de su actuación como intermediario neutral e imparcial por todas las partes en conflicto”, dijo Christoph Harnisch, jefe de la delegación del Cicr en Colombia.

“Nos alegra que estas dos personas puedan volver pronto a sus hogares, donde los esperan sus familias”, añadió Harnisch, citado por el comunicado del Cicr.

Este organismo, que desde 1994 ha participado en la liberación de más de 1.500 personas en poder de grupos armados en Colombia, ofreció su disposición a seguir integrando este tipo de misiones humanitarias a petición de las partes.

Petición

La Farc pidió el cese “inmediato” de los operativos militares para así, liberar al general Rubén Darío Álzate y sus acompañates, tras la liberación de los dos soldados.
La guerrilla en un comunicado pidió al Ministerio de Defensa cesar los atropellos para que las liberaciones resulten sin sobresaltos.

AFP

redaccion@elnorte.com.ve