Publicidad!

Ocho meses llevan esperando los vecinos de la avenida Guzmán Lander en la ciudad de Barcelona, por la reparación de una tubería rota de aguas servidas que ameritó que se abrieran dos huecos para conocer la ubicación exacta de la falla.

Euclides Arreaza, dijo ser el más afectado por las reparaciones inconclusas.

Comentó que parte de la tubería que proviene de su casa estaba averiada, por lo que una comisión de trabajadores de la alcaldía de Barcelona e Hidrocaribe, procedieron y abrieron dos huecos, uno en su patio y otro en medio de la avenida.

“Ubicaron la falla y no vinieron más, han pasado ocho meses en los que les he exigido que vengan a reparar al menos el patio de mi casa por los malos olores que desprenden, pero no he obtenido respuesta”, aseguró Arreaza.

Señaló que optó por terminar de cerrar la avenida para llamar la atención de las autoridades, pero tras más de dos meses con la vía obstaculizada, nadie se ha acercado a ofrecer soluciones.

Yosemarys González
[email protected]

Publicidad!