Publicidad!

El futbolista Charlis Ortiz, recibió tres tiros. Aseguró que quién le dio fuerzas para salir de ese “mal momento” fue Vallita


Fiel creyente, devoto incondicional y religioso desde la infancia. Así se describe el futbolista Charlis Ortiz, quien asegura que procesarle fe a la Virgen del Valle “le ha cambiado la vida”.
Con un balón en sus pies, Ortiz se desenvuelve con responsabilidad, claro en sus decisiones y confiado de sus habilidades, tan decidido como quién se aferra a algo en qué creer.

El atacante, que milita actualmente en el equipo Mineros de Guayana, de la Primera División del fútbol venezolano, se muestra agradecido por los favores concedidos que le ha hecho Vallita.

Considera que la Patrona de los orientales no solo lo ha ayudado en su carrera profesional, sino también en la parte personal.

“Mi vida ha cambiado desde que creo en la advocación, siempre le he tenido fe pero desde hace siete años me he vuelto su seguidor. Claro, teniendo a Dios como foco principal”, explicó el delantero de 31 años.

Su devoción a la madre de Cristo es tan grande como sus habilidades cuando encara a un portero rival. Tan gigante es su amor por la imagen, que la lleva tatuada en su pierna derecha

“Mi pasión es enorme, al punto que llevo a la figura mariana tatuada en mi piel”, expresó el jugador.

Pide con humildad

Dentro del terreno de juego, un delantero debe esperar una correcta asistencia de los mediocampistas para posicionarse de cara al arco. Del mismo modo, recurren a pedir los pases correctos para quedar bien posicionados frente a la arquería rival. Con esa misma generosidad, Charlis le ruega a su protectora diariamente para que lo acompañe en todo lo que se proponga.

“Yo todos los días le pido por mi salud y mi tranquilidad. Si se hace con humildad y de corazón ella te responderá de buenas maneras”, exclamó el anzoatiguense.

El oriundo de El Tigre relató de forma breve el incidente de hace dos años, en el que recibió tres impactos de balas, para referir que en aquellos momentos de desánimo, quien lo levantó fue la Virgen del Valle.

vela virgen del valle“Cuando tuve el incidente sentí que todo se estaba acabando, sin embargo, mantuve firme mi fe en Dios y mi advocación, y afortunadamente pude salir de esa situación”, reveló el futbolista que militó durante año y medio en el Deportivo Anzoátegui (Danz).

El artillero, quien anotó 18 goles vistiendo la casaca del Danz, ve identificada su creencia en su actual club, ya que expresó que “aquí en Mineros son muy atentos con eso. Tanto en el camerino como en la ciudad deportiva (lugar de entrenamiento) tenemos la imagen de Vallita, pero aquí cada quien lleva la devoción a su manera”.

Por el cambio de equipo, a Ortiz se le ha tornado complicado visitar el altar que se encuentra en el Valle, en Nueva Esparta.

Pero tantos son los deseos del tigrense de visitar la casa de su madre celestial, como sus ganas de volverse el goleador del Torneo Clausura 2017.

Fervor

El delantero del elenco guayanés no es el único feligrés. María Jiménez, española de nacimiento y venezolana de crianza, siempre ha sentido atracción por el mar, no en vano es la entrenadora y presidenta del Club de Vela Américo Vespucio del estado Anzoátegui.
La profesora de deportes acuáticos cuestionó de entrada: “¿Cómo no creer en mi virgencita?

Si mi hijo, Eduardo Cordero, ganó el campeonato mundial de Windsurf un 8 de septiembre, en las Islas Vírgenes. A ella le debo todo”.
Jiménez aclaró que antes de venirse a vivir en Anzoátegui era seguidora de la figura del Carmen, patrona de los marineros en España.

virgen del valle“En mi país las fiestas de nuestra madre son muy distintas, allá es toda una celebración colectiva, los buques y los barcos se paralizan para celebrar el día de nuestra patrona. En cambio acá en Venezuela son muy sencillas, muy de pueblo”, contó la instructora, con un sentimiento de añoranza.

La mandamás de la escuela de vela finalizó: “Me gusta el amor que le tienen a Vallita en esta región, estos días son especiales para ir a misa y agradecer por los favores que nos ha dado”.

Gestos y eventos

Los equipos del estado Nueva Esparta identifican sus franquicias con la imagen de la “Patrona de los Orientales”.

Margarita FC en el fútbol, Bravos en el béisbol y Guaiqueríes en baloncesto muestran públicamente su apego con la Santa Madre. Los tres conjuntos llevan plasmada la silueta de guía religiosa.

Como parte de la tradición, desde hace 46 años se celebra en la ciudad insular, el mega maratón Copa Virgen del Valle, en donde participan atletas de todos los estados del país.

Fe

Dice la Biblía que la fe “es la expectativa segura de las cosas que se esperan, la demostración evidente de realidades aunque no se contemplen”. La fe implica un convencimiento basado en pruebas.

Richard Guerra
redaccion@elnorte.com.ve

Publicidad!