La época de lluvias ha afectado severamente a Colombia, ocasionando la muerte de más de 380 personas y damnificando a numerosas familias desde el mes de marzo, por lo que el país se mantiene alerta, detallaron las autoridades.

El primer mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, sostuvo una reunión con el consejo de ministros para analizar la situación; aseguró que no se había presentado una emergencia de lluvias tan fuerte desde el 2010.

“Vamos a seguir manteniendo el sistema en alerta, porque la época de lluvias se va a prolongar hasta mediados de junio o inclusive finales del mes. Por eso la guardia no la podemos bajar”, dijo el jefe de Estado colombiano.

Resaltó que esta situación contrasta con la fuerte sequía de 2015 y 2016, y, a su vez, responsabilizó al cambio climático de esta emergencia.

En este sentido instó al congreso a dar importancia al trámite del proyecto de ley para ratificar el Acuerdo de París, adoptado en la Cumbre Mundial de Cambio Climático (COP21).

En un avance más detallado, reportó que, tras la emergencia de lluvias, ha habido 389 muertos, 22 mil 830 familias damnificadas, 910 viviendas destruidas y 13 mil 170 averiadas.

Además de 250 vías y 87 puentes vehiculares y peatonales impactados.

Logo Agence France-Presse
Agence France-Presse

Con información de la agencia de noticias AFP