El diputado a la Asamblea Nacional, Pedro Carreño ejerció su derecho de palabra en el debate que se desarrolló este martes sobre la condena judicial a los sobrinos de la primera dama, Cilia Flores, por delitos de narcotráfico, a quienes calificó como “pobres muchachos”.

A juicio del parlamentario, la intención es someter a los jóvenes a un estado de “crispación”, a una guerra psicológica, “decirle que le van a meter cadena perpetua, para que aparezca un policía bueno: fírmeme aquí un plan de protección para acusar al presidente y a la primera dama”.

“¿Dónde está la droga? Que estaba en un galpón en Haití, no no estaba allí; que estaba en una embarcación en República Dominicana, no estaba allí. En el juicio no la presentaron y para que exista una ruta de narcotráfico se requiere una organización de origen, de trasiego y de destino. No fue presentada en el juicio, porque no existe”, manifestó al tiempo que aseguró que se trata de ““una coñoemadrada” y acusó a la oposición de ser “cabrones”.

Considera que Estados Unidos no tiene moral para hablar de narcotráfico, pues a su juicio, “todos los años ingresan a ese país, según la ONU, 570 toneladas métricas de cocaína, algo así como 250 contenedores”.

“El cartel de droga más grande de este planeta se llama la DEA, la misma que hizo el montaje a estos muchachos”, recalcó.

Redacción