El cuerpo de un hombre descuartizado fue hallado dentro de una camioneta por funcionarios de la División Antiextorsión y Secuestro (DAES) en horas de la noche del martes en la urbanización San Bernardino.

Vecinos de la zona avisaron a las autoridades que la camioneta estaba encendida desde la mañana y ninguna persona entraba o salía de la misma.

El cuerpo tenía cortadas las piernas, los brazos y la cabeza. Los delincuentes dejaron las partes del cuerpo en los asientos traseros del vehículo, mientras que el torso se encontraba en la maleta.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas acudieron al lugar para hacer el levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones del caso.